Sugerencia de evitar faldas y escotes "se hizo a mis espaldas": rector de UPB

El diálogo con Blu Radio el presbítero Julio Jairo Ceballos aclaró que el comunicado que se publicó con el código de vestimenta no pasó por el filtro oficial de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín.

Youtube.

El pasado 30 de enero en la página web oficial de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín se publicó un artículo titulado ¿Cómo vestirse para ir a la universidad? en el que sugerían a las estudiantes no usar faldas, escotes o ropa ajustada en el campus para evitar “distraer la atención” de compañeros de clase y profesores.

El artículo, que se hizo viral en redes sociales y fue difundido por los medios de comunicación, despertó gran polémica entre la opinión pública que rechazó el 'código de vestuario' sugerido por dicha institución universitaria. De hecho, este jueves 8 de febrero los estudiantes realizaron una protesta simbólica en la que hombres y mujeres fueron a recibir clase en minifalda.

Por lo anterior y con ánimo de aclarar la situación que tiene en entredicho el nombre de la universidad, el rector de la institución, presbítero Julio Jairo Ceballos, concedió una entrevista a Blu Radio.

Según explicó, el artículo fue creado por una funcionaria del área de comunicaciones de la institución y tuvo como propósito resolver las preguntas frecuentes que hacen los primíparos sobre ¿cómo tienen que ir vestidos a la universidad? Por tanto, la intención inicial era persuadir a los estudiantes de ir a clase lo más cómodos posible. (Lea también: Universidad en Medellín sugiere a estudiantes “evitar minifaldas y escotes muy profundos”)

“En la última parte del artículo da como unos tips que no sé por qué razón se le ocurrió. De pronto, por comentarios que haya escuchado de personas que se sentían con alguna incomodidad, pero no es una directriz, ni una política, ni se le ha dado instrucción a ningún decano, ni a ningún profesor o director de que hagan esto”, indicó Ceballos.

Añadió que desde el área de comunicaciones no vieron pertinente avisar a la rectoría sobre el contenido de dicho comunicado que sería compartido por el blog de la universidad y no midieron las consecuencias. “Se hizo a mis espaldas porque, inclusive, eso no lo lanzaron por la página, sino por un blog donde se pasan comunicaciones generales. Por tanto, esa información no pasó por el filtro oficial de la universidad y desató los comentarios”, dijo.

Asimismo, sostuvo que la persona responsable de emitir el artículo sigue vinculada a la universidad, pero en medio de un proceso de investigación para determinar las medidas que se deben tomar en este caso puntual. (Noticia relacionada: Prejuicios en la Universidad Pontificia Bolivariana)

Sin embargo, el artículo no solo fue publicado por la plataforma digital sino que también fue enviado a los correos electrónicos de los alumnos. Sobre esto, el presbítero aseguró que es otro de los temas que se están investigando, y que de ser cierto, es claro que  dicho correo tampoco fue autorizado por la rectoría.

Una de las versiones más fuertes que circuló fue que la universidad tomó la decisión de publicar un 'código de vestuario' luego de que se presentara un incidente dentro de las instalaciones de la institución, en el que un joven le levantó la falda a una estudiante y subió el video a redes sociales que, por supuesto, se volvió viral. (Le puede interesar: El clóset ideal para universitarias incluye minifalda)

Sin embargo, el rector negó rotundamente que una cosa llevara a la otra y aclaró que el suceso del video se registró el 4 de febrero, es decir, días después de la publicación del artículo. “Entramos en conversaciones con estos jóvenes, estamos aplicando el debido proceso y también los reglamentos internos de la institución. En las confrontaciones con estos estudiantes explicaron que no era con intención y que hay una amistad entre ellos, pero esta chica no sabía que iban a subir el video a una red social, por eso iniciamos con un trabajo formativo con estos chicos”, expresó Ceballos.

También, se refirió a la protesta realizada por los estudiantes, este jueves, indicando que se trató de una reacción de los jóvenes para demostrar su desacuerdo. “Hay que pedirle excusas a las personas que de pronto hayan sentido que esto los está afectando en su vida universitaria, pero en ningún momento se les ha dicho que esa información de estricto cumplimiento, porque eso no obedece a la política universitaria”. (Vea también: Mostrar piernas, la protesta simbólica de estudiantes de UPB)

Finalmente, expresó que en sus 31 años vinculado a la universidad nunca se le ha ocurrido tener un código para vestir a sus estudiantes y que el tema de si los escotes distraen, o no, a los profesores y alumnos “depende de cómo estés mirando al otro, ya que hay personas irrespetuosas que observan a las mujeres como si fueran un objeto y eso no está bien”.

“Ni como sacerdote, ni como rector, ni como hombre puedo ponerme a dar una instrucción de ese tipo. Hay sitios donde se fija cómo deben vestir las personas, nosotros como universidad nunca hemos hecho eso”, puntualizó.