Van 155 animales silvestres rescatados y liberados en Antioquia en el 2018

La mayoría llegaron a manos de las autoridades producto de tráfico ilegal y tenencia ilegal, delitos que pueden llevar a condenas de dos a ocho años de cárcel.

Cortesía Corantioquia.

En lo corrido de 2018, 155 animales silvestres han recuperado su libertad tras ser rescatados por las autoridades ambientales antioqueñas en conjunto con Corantioquia, la Universidad CES y el Área Metropolitana del Valle de Aburrá.

Las criaturas fueron liberadas en una zona boscosa del Magdalena Medio, después de pasar por todo un proceso de recuperación y tratamiento en el Centro de Atención y Valoración de la Fauna Silvestre (CAV). La entidad evalúa los comportamientos silvestres de las especies para definir si cumplen los criterios para ser devueltas a sus hábitats naturales.

Lea también: Cada año se pierden más de 13 millones de hectáreas de bosques tropicales: Unesco

Para esto, el centro cuenta con médicos veterinarios, etólogos, biólogos y zootecnistas que se encargan de velar por el bienestar de los animales que ingresan, la mayoría producto de tráfico ilegal y tenencia ilegal, delitos que pueden acarrear condenas de dos a ocho años de cárcel.

Las especies que dejaron atrás su estado de cautiverio fueron 100 tortugas morrocoy (Chelonoidis carbonaria), cinco tortugas palmera (Rhinocelmmys melanosterna), cinco tortugas icotea (Trachemys callirostris), seis boas constrictor, dos gavilanes polleros (Buteo magnirostris), 14 zarigüeyas (Didelphis marsupialis) y una guagua (Cuniculus paca).

Le puede interesar: Romeo, la rana que busca novia por internet para que su especie no se extinga

Entre 2016 y 2017, el Área Metropolitana del Valle de Aburrá liberó más de 5 mil animales de fauna silvestre, de los 11.557 que recibió. Debido a estas alarmantes cifras, las entidades ambientales han desarrollado estrategias de control, así como de pedagogía y sensibilización, para prevenir el tráfico ilegal de este tipo de animales, que no solo los afecta directamente a ellos, sino que también desequilibra los ecosistemas del departamento.