La ANUC, 45 años de resistencia campesina

Más de 3.000 campesinos conmemoraron la fecha en presencia del presidente Juan Manuel Santos y varios miembros de su gabinete en el Palacio de los Deportes, de Bogotá.

PresidenciaAsistentes al evento.
Diversos investigadores han afirmado que durante el siglo XX, el territorio nacional fue un escenario de intensas luchas agrarias. De conflictos entre arrendatarios contra terratenientes que hacían de sus haciendas un pequeño infierno y de colonos que se abrían pasó en busca de baldíos y  tierras sin titular para lograr la subsistencia de su familia. 
 
La lucha por la tierra, como un recurso valioso y limitado, desde la época colonial vivió momentos claves que definirían su curso hasta el día de hoy. Como muestra uno de los investigadores más importantes de la ‘Cuestión Agraria’, Absalón Machado, consultor independiente, fueron muchas las ocasiones en las que se intentó darle una nueva cara al campo colombiano, ya sea con apuestas desde abajo como las que produjeron las iniciativas de las organizaciones campesinas en el Sumapaz hasta las institucionales  como la Ley 200 de 1936 de López Pumarejo y la lucha por la reforma agraria que impulsó Carlos Lleras Restrepo, lo cual posibilitaría en el año 1967 el surgimiento de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (ANUC).
 
Como bien señala el historiador Leon Zasmoc, “la ANUC fue creada en 1967 como parte de la iniciativa oficial para fomentar la participación campesina directa tanto en el suministro de servicios estatales, como en el proceso de reforma agraria. Pero en 1971, la organización había logrado una amplia atracción nacional, rompiendo su dependencia del gobierno y encabezando lo que sería una de las luchas agrarias más importante en la América Latina moderna”. 
 
Luego de diversas tomas de tierras y acompañamiento técnico a los campesinos en la mayor parte del país, gracias a las luchas intestinas de tinte ideológico se dividiría en las líneas Armenia y Sincelejo -que diferían de la forma de relacionarse con el Estado y de acceder a la tierra-, lo cual haría que se debilitará la organización. 
 
Con la presencia del presidente Juan Manuel Santos y varios miembros de su gabinete, entre ellos el ministro de Trabajo, Luis Eduardo Garzón y el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, junto a  Fabio Hochschilden, Coordinador Residente y Humanitario de las Naciones Unidas en Colombia y Ricardo Sabogal, director de la Unidad de Restitución de Tierras, entre otras personalidades, en la mañana de este martes, más de 3.000 campesinos se dieron cita en el Palacio de los Deportes para conmemorar los 45 años de existencia de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos. 
 
En un boletín de prensa difundido durante el evento se conoció por ejemplo el testimonio de Alejo Suárez, un dirigente de la ANUC que señala que “en 1978, con el Estatuto de Seguridad, empezaron a circular listas con nombres de líderes campesinos acusados de hacer parte de guerrillas. Se habla de más de 500 detenidos. Pero fue a finales de los 80, con el accionar de las bandas paramilitares, cuando empezó el exterminio y desplazamiento de las familias que hacían parte de la asociación”. 
 
Desde el año 2013, la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas (UARIV) reconoce a la ANUC como “una organización víctima sujeto de reparación colectiva”, y han venido construyendo un programa de forma conjunta que se pretende aplicar en el año 2016, así lo dio a conocer la entidad.
 
Durante el evento, se proyectó un video donde el Alto Comisionado de Paz, Sergio Jaramillo, se disculpó por no asistir al evento y aprovechó el espacio para hacer un llamado a entrar en razón a las Farc. “Estos son momentos difíciles del proceso de paz, como ha dicho tan claramente el doctor Humberto de la Calle, es el momento de las decisiones, ni el país aguanta más, ni el gobierno aguata más”. 
 
El Alto Comisionado también se refirió a la construcción de la verdad en el proceso de reparación de la ANUC y de la necesidad de fortalecer y construir la paz en los territorios facilitando el acceso a  la tierra.
 
El ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri aprovechó para exaltar la labor de los campesinos y de las luchas de las ANUC. También se refirió a los duros golpes y la persecución que la asociación vivió y enfatizó el interés que el Gobierno nacional le está dando a la construcción de mecanismos para garantizar el acceso a la tierra por parte de la mujer rural.           
 
“Gran parte de los líderes de la ANUC no nos acompañan hoy en las sillas. Deben estar en el cielo y complacidos del sacrificio que hicieron por su gente, por la gente rural y que ustedes están representando hoy (…) luego de cuarenta y cinco años representantes de todos los departamentos, se reúnen en este recinto para decirle a Colombia, estamos aquí y seguiremos sembrando la paz en el campo como lo ha hecho la ANUC”, dijo Iragorri. 
 
La intervención del presidente Juan Manuel Santos estuvo encaminado a la importancia que tiene el campo y los campesinos  para el desarrollo del país.