Aprobada la fumigación manual de cultivos ilícitos con glifosato

El Consejo Nacional de Estupefacientes avaló la erradicación de cultivos de coca con la aplicación de este químico a nivel terrestre.

Archivo

El plan piloto de fumigación manual con glifosato, que se venía usando en Condoto (Chocó) y Tumaco (Nariño), municipios que presentan el mayor número de hectáreas para cultivar coca, fue autorizado este lunes durante la última sesión del Consejo Nacional de Estupefacientes, con base al seguimiento hecho por el Ministerio de Salud, el Ministerio de Medio Ambiente y la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) al proceso. (Lea: Fiscal general pide reactivar la aspersión aérea de cultivos ilícitos)

De acuerdo con el Ministro de Justicia, Jorge Londoño, se “podrá hacer la fumigación manual, lo cual nos aleja cada vez más de la posibilidad de que haya aspersión aérea. Eso hace parte de un proyecto integral donde se mira el enfoque territorial, el enfoque de presencia del Estado, se atacan las grandes cadenas, los cristalizaderos”, insistiendo en que “esta es una solución alternativa que aleja la posibilidad de la fumigación aérea”, expresó Londoño. (Lea: El glifosato, de nuevo)

De igual modo, se aprobó una estrategia integral para la sustitución de cultivos en las zonas con mayor narcocultivos del país mediante la sustitución voluntaria, con el fin de trasformar los territorios en contra de las organizaciones criminales. Se espera que en dos años alrededor de 50 mil hectáreas sean erradicadas.

Los previos ensayos de fumigación directa sobre las plantas de coca en los que se fumigaron alrededor de 800 hectáreas, según Londoño, se extenderán a otras regiones colombianas. De hecho, la Policía Antinarcóticos indicó que acatarán este método en seis meses entre zonas de Nariño, Catatumbo y Guaviare.