Articulan esfuerzos en corredor humanitario fronterizo para garantizar transporte escolar

Las autoridades buscan garantizar el paso de más de 2.500 estudiantes a través de los puentes Francisco de Paula Santander y Simón Bolívar.

Ministerio de Educación.

El Gobierno Nacional, en cabeza del Ministerio de Educación y la Cancillería –y en coordinación con la Gobernación de Norte de Santander y la Alcaldía de Cúcuta– supervisa desde tempranas horas de este martes los puentes internacionales que comunican a Cúcuta con Venezuela para verificar el transporte escolar en el corredor humanitario establecido en la frontera.

Lo anterior, tras las dificultades registradas en materia de movilidad por parte de los estudiantes que residen en el país vecino y que se encuentran matriculados en diferentes instituciones educativas de carácter público en la capital de Norte de Santander.

Según detalló la ministra de Educación, Gina Parody, quien se trasladó hasta Cúcuta para supervisar el inicio de las clases en la frontera, está garantizado el transporte y el corredor humanitario está habilitado hasta las 9 de la noche.

“Queremos garantizar el derecho a la educación de los niños, que está por encima de cualquier otro interés (…) con la reactivación del corredor humanitario esperamos que los niños puedan estudiar y se mantenga la normalidad académica”, sostuvo la funcionaria.

En las últimas horas, se adelantaron reuniones además entre funcionarios de la Cancillería, delegados del Ministerio de Educación y alcaldes de Cúcuta y el municipio de Villa del Rosario para analizar las dificultades sobre el transporte continúo de estudiantes provenientes desde el municipio Pedro María Ureña y San Antonio del Táchira, en Venezuela.

Se van a utilizar algunos recursos habilitados por el Gobierno Nacional para contratar una logística que permita que los niños provenientes de Venezuela hacia centros educativos de Cúcuta y de Villa del Rosario, cuenten con el transporte escolar adecuado y puedan atravesar los puentes sin ningún inconveniente para llegar a las más de 65 sedes educativas de Cúcuta”.

Se espera que con las autoridades venezolanas se definan además temas relacionados con horarios, el control en paso de frontera de los niños, la hora de llegada y la forma en la que operará el transporte escolar.