Santos viajará a San Andrés a supervisar investigación por accidente aéreo

Se espera que esta tarde se reinicien operaciones en el aeropuerto Gustavo Rojas Pinilla.

"La verdad es que Dios está de nuestro lado. Eso es un milagro, como mucha gente lo ha calificado, pero un milagro que también fue no solamente obra de Dios, sino también la ayuda de muchos de los que contribuyeron a que eso no fuera una tragedia", dijo el primer mandatario al manifestar que el miércoles viajará a la isla para supervisar los avances de la investigación.

"Mañana me voy a trasladar a San Andrés a hacerle el reconocimiento a tantos colombianos que, inclusive, arriesgaron sus vidas para que este accidente no se convirtiera en una verdadera tragedia. Eso lo voy a hacer el día de mañana", agregó.

A su turno el presidente de la aerolínea Aires, Francisco Mendez, informó que expertos de EE.UU. llegarán este martes a la isla de San Andrés para investigar las causas de un accidente aéreo sufrido el lunes por un Boeing 737-700, que se partió en tres aparentemente al ser alcanzado por un rayo durante el aterrizaje.

El funcionario señaló que cerca de 3.000 turistas se encuentran represados en la isla ya que el avión accidentado no ha sido removido de la pista de aterrizaje y el aeropuerto de San Andrés aún se encuentra cerrado para vuelos comerciales y solo se permite el acceso de aeronaves menores y ambulancias aéreas privadas.

"Se ha dispuesto por parte del Gobierno dos aviones tipo Hércules y nosotros enviaremos una aeronave con capacidad para 37 pasajeros que nos permita evacuar a los turistas que aún están en la isla", dijo Méndez.

El funcionario precisó que de las 3.000 personas, 240 son pasajeros de Aires, a quienes se les informará oportunamente las medidas dispuestas por la compañía para agilizar la evacuación.

Así mismo, dijo que el piloto no reportó ninguna emergencia y que la aeronave no presentaba fallas, ya que llevaba 8 años en servicio.

Víctimas del accidente aéreo

Una mujer murió, otros 13 ocupantes del avión resultaron con heridas de gravedad y 111 con lesiones a causa del accidente.

"En el día de hoy estamos a la espectativa del momento en que las autoridades expertas en el tema de accidentalidad aeronáutica decidan si ya podemos reiniciar las operaciones para remover los restos de la cabecera de la pista", dijo el gobernador de San Andrés, Pedro Gallardo.

Gallardo indicó que la comisión de expertos de las autoridades aeronáuticas de Colombia llegaron la noche anterior para extraer la caja negra y están "a la espera de unos expertos estadounidenses".

"Aún son intocables (los restos del avión) hasta tanto no lleguen los expertos estadounidenses y decidan que no habrá ningún riesgo para continuar los análisis, recopilando las pruebas, no podremos mover ningún elemento por pequeño que sea", agregó.

El gobernador se declaró confiado en que se pueda hacer todo esto con agilidad para que los vuelos se puedan reanudar y la economía de la isla, que depende del turismo, no se vea afectada en gran manera.

El Ministerio de Transporte y el Ministerio de Defensa acordaron poner a disposición dos aviones tipo Hércules para trasladar desde la isla de San Andrés a Barranquilla, a través de un puente aéreo, a las personas que resultaron afectadas por el accidente del avión de la empresa Aires.

"Por instrucciones del Presidente Juan Manuel Santos Calderón, hemos dispuesto de este apoyo para que los afectados lleguen a Barranquilla, y desde allí sean trasladados a sus respectivas ciudades en aerolíneas comerciales", señaló el ministro de Transporte, Germán Cardona.

El ministro reveló que la pista del aeropuerto de San Andrés ha sido rehabilitada para que puedan llegar y despegar pequeñas aeronaves.

Cardona dialogó con presidentes de otras aerolíneas para que dispongan de sus aviones pequeños de turbo-hélice y puedan realizar sus operaciones comerciales en la isla.

Por su parte, el secretario de salud de Bogotá, Héctor Zambrano, manifestó que 13 heridos graves del accidente del avión llegaron anoche a la capital colombiana, se encuentran estables y bajo intensos cuidados médicos.

Asimismo, indicó que hay tres pacientes muy graves, entre ellos una niña de once años que sufrió un trauma craneoencefálico y un ciudadano alemán que esta bajo observación médica y cuidados intensivos.

El accidente tuvo lugar a la 01.50 hora local del lunes (06.50 GMT) cuando el Boeing 737-700 de la aerolínea colombiana Aires y que hacía la ruta Bogotá-San Andrés con 131 personas a bordo.

La única víctima mortal fue Amar Fernández, como consecuencia de un paro cardíaco cuando era trasladada a un centro médico, mientras que trece personas, las más graves, fueron evacuadas a Bogotá y la mayoría ya fueron dadas de alta de los dos hospitales de la isla.

En el avión viajaban turistas de Brasil, Francia, Alemania, Costa Rica y Estados Unidos, entre otros países.