Hallan cadáveres de dos dirigentes indígenas en Nariño

Se trata de la concejal del municipio de Guachucal, María Elena Galindez y Ramiro Inampues.

El líder y concejal indígena colombiano Ramiro Inampues y su esposa, María Lina Galíndez, fueron hallados muertos a tiros en la zona rural de Guachucal, localidad sureña cercana a la frontera con Ecuador, informaron hoy fuentes políticas y gubernamentales de la región.

La pareja había sido dada por desaparecida el pasado viernes, luego de que Inampues no concurriera a la sesión ordinaria del Concejo de Guachucal, en el que ocupaba un escaño por la Alianza Social Indígena (ASI), y tampoco se les hallara en su domicilio.

El gobernador del departamento de Nariño (al que pertenece Guachucal), Antonio Navarro, dijo a la prensa en Pasto, la capital regional, que los cadáveres fueron hallados el sábado en El Común, aldea campesina de la misma población.

Al parecer, el doble homicidio fue cometido hace tres días, según los investigadores judiciales de la región, agregó Navarro, quien indicó que fueron encontrados "en una zanja, muertos a causa de impactos de arma de fuego".

El crimen fue también denunciado por los responsables regionales del Partido Verde (PV), formación a la que la ASI se adhirió para promover la aspiración presidencial del ex alcalde bogotano Antanas Mockus en los comicios de los pasados mayo y junio.

Mockus, que triunfó en ambas rondas en una veintena de poblaciones nariñenses, fue el principal contendiente del oficialista Juan Manuel Santos, que ganó la Presidencia.

Los cadáveres de la pareja de aborígenes estaban "en una zanja de la finca donde se desarrolla la escuela de derecho indígena" en Guachucal, precisó el PV de Nariño en una nota de prensa.

La formación destacó que Inampues, que pertenecía al pueblo de los pastos, del que fue gobernador, "formaba parte del proceso indigenista del sur de Nariño" y era dirigente de la ASI en la región.

Inampues "se estaba preparando junto a otras autoridades indígenas para entrar a negociar con el Gobierno nacional la tenencia de tierras para los cabildos (comunidades) en esta región" agregó el PV.

La misma fuente señaló que se desconocen los motivos o razones del doble homicidio, pero advirtió de que "las autoridades reportaron amenazas a los miembros de la escuela de derecho indígena a través de mensajes a su correo electrónico".

Hace dos días, la Defensoría del Pueblo en Bogotá denunció el secuestro, en la misma región, de los asesores indígenas Martín Esteban Reyes Caicedo y Federico Guastar.

La entidad estatal precisó en un comunicado que ambos fueron tomados como rehenes el 18 de agosto por unos hombres armados que, al parecer, conforman el grupo paramilitar Nueva Generación.

Temas relacionados