Emboscada de Farc en Putumayo deja ocho militares muertos

El Presidente Juan Manuel Santos confirmó que son nueve los policías muertos en el ataque guerrillero.

Al deplorar el asesinato este viernes de ocho policías en el departamento del Putumayo, el Presidente Juan Manuel Santos afirmó que su Gobierno no va a descansar "hasta ver al terrorismo totalmente doblegado".

"Cada vez que cae uno de nuestros héroes, (la Fuerza Pública) se va a levantar con más ímpetu, con más fuerza, con más determinación hasta ver el terrorismo totalmente doblegado. Ahí no vamos a descansar. Y si creen que ataques como éste nos van a debilitar, se equivocan de cabo a rabo. Todo lo contrario, eso lo que hace es llenarnos de más determinación, de más contundencia, porque no vamos a descansar un solo segundo hasta que no tengamos la plena paz en este país", afirmó el mandatario.

A los familiares de los policías asesinados y a la propia Policía Nacional, el Jefe de Estado envió un mensaje de condolencia:
"Mi corazón está con las familias de estos policías asesinados y con la institución de la Policía, que tanto queremos los colombianos. Pero también decirles que esto nos debe llenar es de más valor y más determinación, para seguir cumpliendo con ese deber que tanto admiran los colombianos, y es el de dar la paz y la tranquilidad a todos los compatriotas en todo el territorio", puntualizó.

Activan el Combifron 

Los ministro de Defensa de Colombia, Rodrigo Rivera, y de Ecuador Miguel Carvajal, anunciaron que pondrán en marcha la Comisión Binacional de Frontera (Combifron) para evaluar el ataque terrorista que deja hasta el momento ocho policías asesinados.

Las autoridades informaron que hasta el momento han sido identificados los siguientes uniformados asesinados en el ataque dinamitero de las Farc.

En el ataque murieron los patrulleros de la policía León Peña Escobar, Andrés Fabían López, Ricardo Caucal Velázquez, Albeiro Mesa Cruz, Fabio García Rincón y José Valencia. Unos eran miembros del escuadrón de Carabineros y otros estaban adscritos a la estación de Policía de San Miguel. 

Los hechos

Un nuevo ataque terrorista de un grupo al margen de la ley, presuntamente de las Farc, dejó un saldo de unos ocho policías asesinados y tres más desaparecidos.

Las primeras versiones indican que los hechos se presentaron en Puerto Colón, en el municipio de San Miguel en el departamento de Putumayo, limítrofe con el vecino país del Ecuador.

Las autoridades trata de establecer si el ataque terrorista se registró desde el territorio colombiano o los subversivos se atrincheraron en poblaciones vecinas del Ecuador, desde donde atacaron a los uniformados colombianos.

Los colombianos se encuentran preocupados porque en algo más de una semana han sido asesinados alrededor de 28 uniformados en distintas zonas del país.

Los combates continúan y se desplazaron uniformados del Ejército y aeronaves de la Fuerza Aérea para evacuar a los heridos y recuperar el control de la zona.

El jueves el ministro de Defensa, Rodrigo Rivera, informó que el Gobierno alista un agresivo plan antiterrorista para hacerle frente a los embates de los subversivos, que han desatado ataques terroristas afectando a la población civil.

Autoridades municipales de la región informaron que el ataque a la base de control localizada sobre el puente internacional fronterizo con Ecuador fue atacado hacia las cuatro de la mañana. Confirmaron el asesinato de ocho uniformados y  varios heridos, con tres desaparecidos.

El Comandante Operativo de la policía Nacional general Orlando Páez Barón entregará más detalles de la emboscada de las Farc , antes de viajar a la zona.

Según informó el sub director de Policía encargado, el ataque fue similar al registrado en Doncello, Caquetá, en el que murieron 14 uniformados.

"Tenemos conocimiento de la cercanía de los guerrilleros y cuando nuestros uniformados salen a recuperar el control nos atacan dejando este lamentable hecho", señaló Páez. En el hecho fallecieron dos guerrilleros y fueron incautadas armas y equipos de intendencia y comunicaciones.

Las autoridades municipales de San Miguel atribuyeron el ataque dinamitero al Frente 15 de las Farc, proveniente desde el departamento de Caquetá, para realizar actos terroristas en la región fronteriza con Ecuador, muy cercana a la provincia de Sucumbíos donde fue abatido el número dos de las Farc, alías 'Raúl Reyes', en marzo de 2008.

En reunión con periodistas, el director (e) de la Policía general Orlando Páez Barón atribuyó a los frentes 15 y 48 de las Farc como los responsables del ataque terrorista con cilindros bomba.

Informó que hay tres policías en estado crítico, por lo que no se descarta que el número de uniformados asesinados sea mayor al anunciado inicialmente. "Son cuatro heridos, tres grave,y no han podido ser evacuados de la zona", dijo el uniformado.

Anticipó que se ha determinado que desde las 6 y 30 de la mañana dos patrullas de la policía se encuentran desaparecidas.

El director de la Policía General Oscar Naranjo y el Ministro de Defensa Rodrigo Rivera evalúan la magnitud del ataque y afinan medidas contundentes para recuperar la zona.

Respuesta militar

Paez Barón señaló que a la zona se desplazó un importante contingente de uniformados de la Policía y el Ejército para perseguir a los alzados en armas que han huido aprovechando la espesura de la selva.

Asimismo la Fuerza Aérea, dispuso de 2 Helicópteros tipo Huey II y 1 Helicóptero tipo Búho, medicalizados y acondicionados para el traslado de los uniformados que resultaron heridos, quienes fueron estabilizados por un personal de médicos, paramédicos y rescatistas de la FAC,  y evacuarlos a centros asistenciales en el municipio de Puerto Asís.

El Ministerio de Defensa mantienen en alerta máxima las unidades cercanas, con el fin de apoyar oportunamente a las unidades de la Policía que se encuentran en la zona, así como a la población civil si es requerida.

 

Temas relacionados

 

últimas noticias