Este miércoles se reanuda búsqueda de víctimas tras deslizamiento en Antioquia

Prevención y Atención de Desastres reconoce que la recuperación de los cuerpos es muy difícil.

Los socorristas suspendieron la noche del martes, sin que se haya rescatado ningúna víctima, las labores de búsqueda de entre 20 y 30 personas que quedaron sepultadas por un alud de tierra en la vía Medellín-Urabá en el municipio de Giraldo (Antioquia), en medio de la angustia de los familiares.

"Esta noche se suspendieron las labores de búsqueda de las víctimas. Pese al enorme esfuerzo, desafortunadamente la tarea ha resultado infructuosa por la gran cantidad de tierra que ha caído", señaló John Rendón, director del Sistema de Prevención y Atención de Desastres de Antioquia. Las tareas continuarán al amanecer del miércoles.

Las autoridades manejan una cifra preliminar de víctimas de entre 20 y 30 personas, pero "hasta ahora se han acercado doce familias reclamando los cuerpos de sus familiares", agregó. "Se trata de una situación muy compleja, porque fue mucho el material que cayó. No va a ser fácil llegar a los primeros cuerpos, y obviamente las condiciones no son las mejores allí, hay obstrucción de oxígeno", dijo César Urueña, subdirector operativo de socorro nacional de la Cruz Roja, a la AFP.

El derrumbe ocurrió el lunes en la tarde en el sitio denominado Manglar, cuando alrededor de 20 personas pasaban de un autobús a otro vehículo. El alud derribó además seis viviendas. Un policía de carreteras que intentaba ayudar a una mujer quedó atrapado, según confirmó Urueña.

La avalancha fue de unos 100.000 m3 de tierra en una extensión de entre 400 y 500 m, según las autoridades.  Decenas de personas se agolparon a los bordes de la carretera, a la espera de recibir noticias de sus familiares que, suponen, quedaron bajo tierra.

En la zona trabajan medio centenar de rescatistas de los bomberos, la Defensa Civil y la Cruz Roja. Además, se movilizó un equipo de apoyo sicosocial para tratar a los familiares de los desaparecidos.  Pero la espera se hace interminable para los familiares. "Esto está muy demorado", se lamentaban varias personas, a la vez que pedían a los socorristas permitir que los vecinos de la zona ayudasen en la búsqueda.

El presidente Juan Manuel Santos y el gobernador del departamento de Antioquia, Luis Alfredo Ramos, realizaron un recorrido por el lugar.  "Es muy lamentable. Nuestro corazón está con las familias de las personas que están en este momento desaparecidas. Estamos haciendo todos los esfuerzos para localizarlas", dijo Santos.

"Vienen tiempos muy difíciles por la temporada invernal. Vamos a hacer todo lo posible para prevenir tragedias", agregó el presidente Santos.

Temas relacionados