Desaparecidos en alud en Antioquia no atendieron advertencia de riesgo

El director del INVIAS en Antioquia aseguró que la gente no hizo caso y transitó por la zona.

A partir de las cinco de la mañana los organismos de socorro reiniciaron la búsqueda de las personas desaparecidas tras el alud que se presentó en el municipio de Giraldo en el departamento de Antioquia.

La Policía trasladó a la zona del derrumbe más perros de rescate para incrementar la búsqueda, pues cada minuto que pasa se agotan las posibilidades de hallar a las personas desaparecidas con vida.

Según el testimonio de los campesinos, en la noche de este martes se presentaron varios desprendimientos, situación que complica las labores de rescate.

El director del INVIAS en Antioquia, Juan Manuel Restrepo, aseguró que pese a los llamados de advertencia por parte de las autoridades competentes, la gente no atendió y transitó por la zona en donde se registró el alud.

Restrepo explicó que desde el lunes en horas de la mañana se advirtió del riesgo geológico en la zona y se recomendó no transitar por el lugar; sin embargo, un grupo de personas que se dirigían hacia Urabá realizaron un transbordo a pie justo por el sector en donde se presentó el derrumbe.

El funcionario aseguró que ese paso se encontraba taponado.

Hasta la noche del martes no se rescató a ningúna víctima. Las autoridades manejan una cifra preliminar de entre 20 y 30 personas, pero hasta ahora se han acercado doce familias reclamando los cuerpos de sus familiares.

El derrumbe ocurrió el lunes en la tarde en el sitio denominado Manglar, cuando alrededor de 20 personas pasaban de un autobús a otro vehículo. El alud derribó además seis viviendas. Un policía de carreteras que intentaba ayudar a una mujer quedó atrapado, según confirmó Urueña.

La avalancha fue de unos 100.000 m3 de tierra en una extensión de entre 400 y 500 m, según las autoridades. Decenas de personas se agolparon a los bordes de la carretera, a la espera de recibir noticias de sus familiares que, suponen, quedaron bajo tierra.

En la zona trabajan medio centenar de rescatistas de los bomberos, la Defensa Civil y la Cruz Roja. Además, se movilizó un equipo de apoyo sicosocial para tratar a los familiares de los desaparecidos. Pero la espera se hace interminable para los familiares.  

Temas relacionados