Rechazan demanda contra el cambio de sede de la Contraloría

Tribunal Administrativo de Cundinamarca denegó pretensiones del sindicato de trabajadores.

La Sección Primera del Tribunal Administrativo denegó las pretensiones de la acción popular presentada por Ascontrol ( El sindicato de trabajadores de la Contraloría) e hizo consideraciones puntuales sobre la legalidad y la conveniencia del traslado de la sede de los edificios de la Torre Colseguros y Crisanto Luque ( en el centro de Bogotá) a la nueva sede localizada en el edificio Gran Estación II.

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca en su fallo de primera instancia dijo que los edificios de la Torrre Colseguros y Crisanto Luque, donde funcionaba la sede de la Contraloría, tienen una serie de falencias en materia tecnológica, de infraestructura y seguridad que justifican su intervención y adecuación drástica, hecho este que implica el traslado temporal o permanente de las oficinas de la entidad a otra sede.

También señaló que el hecho de que las antiguas edificaciones sean sismo resistentes, tal y como afirman los demandantes, no implica que las demás falencias de los inmuebles no tuvieran la entidad suficiente para justificar el traslado de la sede principal de la entidad.

El tribunal tampoco encontró irregular que el contrato que se hizo para la nueva sede haya sido por dos años o que se haya efectuado bajo la modalidad de arrendamiento. “El hecho de que el contrato finalmente celebrado por la Contraloría haya sido de arrendamiento y no de leasing como inicialmente se había anunciado no constituye una irregularidad, toda vez que según obra en los documentos soporte del contrato, todo el proceso se adelantó como arrendamiento.

“Con las pruebas allegadas al expediente se encuentran acreditadas las razones que llevaron a la Contraloría General de la República a suscribir los contratos de arrendamiento cuestionados", sentenció el tribunal.