68 niños son víctimas de abuso cada mes en Bucaramanga

La Defensoría Regional del Pueblo de Bucaramanga denuncia que en promedio 68 niños son violentados en la capital de Santander mensualmente.

Cerca de 40 niños son víctimas de abuso sexual y 28 más de maltrato físico, según las cifras otorgadas por el Instituto Regional de Medicina Legal de Santander. El informe es realizado por la Defensoría con motivo de la celebración del mes del niño.

En el 2007, 25 niños murieron en Bucaramanga por homicidios, siendo la primera causa de muerte violenta de menores en la región; 21 de las víctimas tenían entre 6 y 15 años de edad.

La segunda causa de muerte violenta son los suicidios, que se redujeron en un 16 por ciento con respecto al 2006; en tercer lugar se ubican los accidentes de tránsito, con 11 niños muertos, es decir, el 18 por ciento del total de víctimas por esta causa.

El informe de la Defensoría Regional del Pueblo también alerta sobre los 547 menores de edad que en el 2007 fueron víctimas de violencia común (riñas, venganzas, atracos).

Para la Defensora Regional, Ana Felicia Barajas, los problemas de la infancia y la adolescencia se deben a “la falta de preocupación por parte de las autoridades sobre la situación… No hay una verdadera política pública en esta materia ni una verdadera inversión social”.

Los Juzgados de Menores presentaron también cifras a la Defensoría del Pueblo que indican que los niños víctimas de violencia se vuelven victimarios: los juzgados atendieron 4.178 menores que habían cometido algún tipo de infracción, entre las que se cuentan robo, lesiones personales y tráfico de drogas. Mientras tanto, Medicina legal atendió a casi dos mil trescientos niños víctimas de violencia intrafamiliar.

El director regional del ICBF, Alejandro Rivero, afirmó que el aumento del 23% en el maltrato infantil con respecto al año pasado se debe a que "la denuncia aumentó. Ahora, las personas son más solidarias y hasta los niños llaman a denunciar".

Adicionalmente Rivero recordó que un niño maltratado y abusado hará lo mismo con su pareja, "psicológicamente, la víctima siente que la única forma de salir de su entorno es haciendo con los demás lo que le sucedió a ella".