Abren puerta para que alcaldes perdonen comparendos

Las autoridades territoriales establecerían el porcentaje de la amnistía en un plazo máximo de cinco años. El posible perdón que será aplicado, en caso de que se apruebe esa iniciativa, se tendrá que hacer en condiciones de igualdad y sin importar el sector social al cual pertenezca el infractor. <p>&nbsp;</p>

Los choferes sienten que esa normatividad sería muy favorable, toda vez que en los últimos años las multas han ido creciendo en una forma desmedida, lo que las constituye en algo impagable. A los conductores no se les pondrá sanciones por las normas que competen a los transportadores, cuando ellos no son los dueños del vehículo.

El proyecto igual establece que se acabaría la guerra del centavo, con el fin de brindar condiciones laborales dignas para los conductores y así acabar con los llamados ‘asesinos al volante’. Aunque no se habla de un salario para los transportadores, los sindicatos de choferes han declarado que sí les dan una jornada y salario digno, los conductores van a tener la oportunidad de no infligir tanto las normas de tránsito.

William Herrán, vicepresidente del Sindicato Nacional de Choferes, dijo que esa ha sido la mayor lucha de de ese sector. “Al conductor se le ha inducido en una guerra del salario, por eso un sueldo eliminaría factores de accidentalidad porque ya no estaría obligado a competir en las vías del país”, manifestó

Ellos a la vez solicitaron que no se les hagan comparendos por sobrecupo, pues a veces con esto logran conseguir su sustento diario y salir de las deudas por cuenta del pago del mismo automotor. Aunque actualmente está regla está derogada en Bogotá, Herrán insiste en que debe ser mantenida así en el nuevo Código.

El tema de las licencias de conducción igualmente fue contemplado en la actual reforma. Se habla de implementar dispositivos electrónicos que permitan la lectura de datos. Esto, con un plazo de 48 meses para el mismo cambio, el cual se contará a partir de la implementación del Registro Único Nacional de Tránsito, sin costo alguno, pero con la exigencia de un paz y salvo y certificado de aptitud física, mental  y de coordinación motriz para conducir.

Aún así, los congresistas de la comisión sexta del Senado pidieron cuatro años de plazo para la reexpedición de las nuevas licencias de conducción puesto que serán más de doce millones de ‘pases’ los que se despacharán en los próximos cuatro años. El senador Carlos Ferro explicó que con los nuevos requisitos especiales se deben establecer plazos más amplios.

Para el legislador es indispensable que se aclare cómo va a ser la futura financiación de la iniciativa e igualmente el desarrollo que se podría dar por puntos para todas las licencias. Según él, como está el Código se podrían generar problemas para todos los organismos que en materia de tránsito deben ejecutar esas normas.

“Colombia está rezagada en ese aspecto pero se deben seguir estudiando más normas que faciliten y mejoren el sistema de tránsito (…) es necesario pedir la colaboración de todas las empresas para que implementen esquemas de autorregulación de cada uno de sus conductores”, dijo Ferro.

Finalmente, el proyecto permite al Ministerio de Transporte otorgar un plazo de 12 meses para que los actuales centros de tránsito se adapten a la reglamentación. Así las cosas, los ciudadanos y usuarios de los servicios especializados a los que acuden quienes solicitan licencias de conducción o quienes realizan la revisión técnica mecánica y de emisiones contaminantes deben adoptarse  a las nuevas normas.

Los centros de diagnóstico automotor que vienen funcionando desde hace años las condiciones aptas y sin las herramientas que permitan a las autoridades controlarlas eficientemente se acabarían en menos de un año.