Bogotá, Medellín, Cali y Pasto quieren hacer parte de las Comunidades Seguras

Las Comunidades Seguras están comprometidas con la implementación de medidas novedosas para reducir las tasas de muerte, accidentes, violencia y desastres naturales. Actualmente existen 131 municipios y ciudades unidas a esta causa.

La idea de Comunidades Seguras surgió en Suecia cuando se identificó un índice elevado de fallecimientos y lesiones en niños como consecuencia del tráfico. Los suecos resolvieron construir caminos especiales para que los pequeños se transportaran en bicicleta hasta sus colegios. Esta medida convirtió a Suecia en uno de los países más seguros para menores en todo el mundo.
 
Leif Svanström, líder de las Comunidades Seguras, visitará Colombia esta semana para explicar los beneficios que trae para las ciudades que quieran ser parte de este movimiento; así mismo, participará en el Primer Congreso de Salud Pública Ciudad y Salud que se desarrolla en Cali.

Según el Jefe del Centro Colaborador de la OMS en Promoción de Comunidades Seguras y Director de Medicina Social en el Departamento de Salud Pública del Instituto Karolinska en Estocolmo, el interés no radica sólo “en la comunidad más segura, sino en las comunidades que hacen algo por mejorar sus condiciones en el nivel que sea. Comunidades marginales de países de escasos recursos, también puede aplicar”.

Colombia todavía no cuenta con una Comunidad Segura, el Instituto CISALVA de la Universidad del Valle fue escogido como el primer y único Centro Certificador de Comunidades Seguras de la OMS en Latinoamérica. María Isabel Gutiérrez, directora de CISALVA en Cali, aseguró que ciudades como  Bogotá, Medellín, Cali y Pasto pueden hacer parte de las Comunidades Seguras, porque han demostrado que pueden adelantar programas para disminuir los niveles de lesiones.

Temas relacionados