Concejo de Medellín pide calidad de vida en las cárceles

El concejo de Medellín denunció el martes las precarias condiciones en que viven los presos de Bellavista y del Buen Pastor. Piden mejorar las condiciones de vida.

A pesar de las denuncias, los concejales de Medellín aceptaron que han habido cambios en materia de salubridad desde hace dos meses, cuando en el centro reclusorio de Bellavista se intoxicaron mil 800 personas; sin embargo la pregunta de los funcionarios es por qué no se habían mejorado esas condiciones antes, "acaso es preciso poner en peligro la vida de las personas para que los funcionarios públicos hagan lo que tienen que hacer", advirtieron durante el debate.

Los principales problemas que presentan las cárceles son el hacinamiento, la dudosa garantía de los derechos humanos y la falta de cobertura en salud física, psiquiátrica y psicológica, afirma el Concejo.

"Es preciso conformar una veeduría dentro de la comisión accidental que estudie la problemática carcelaria, con el fin de observar el cumplimiento del convenio interadministrativo que se encuentra en Bogotá pendiente de firma, por valor de $1.926 millones de pesos. No veo motivos para el retraso en el trámite", reclamó la concejal María Regina Zuluaga, proponente del debate.

Adicionalmente, el concejo realizó una serie de recomendaciones al Inpec para mejora la calidad de vida de los reclusos, entre las que se cuentan nombrar especialistas en medicina, psiquiatría, y odontología de manera permanente para los centros carcelarios, así como conservar buena cantidad de medicamentos al interior de la sede para la atención de los reclusos enfermos.