Dueño del bús incendiado habría pagado para que lo quemaran y poder cobrar el seguro

El dueño del autobús incendiado por presuntos asaltantes la semana pasada en Boyacá y en el que murieron diez personas, habría pagado por su quema para cobrar un seguro, informaron las autoridades.

Según investigadores policiales y de la Fiscalía, el inductor del asalto e incendio del vehículo fue su propietario, Rogelio Silva. El autobús había partido de Bogotá y tenía como destino Sogamoso, en el departamento de Boyacá.

Las autoridades detuvieron a Silva y a dos personas más, como los presuntos autores materiales, añadieron fuentes judiciales de Tunja.

Los asaltantes rociaron con gasolina el autobús para obligar al conductor a que detuviera el paso y como éste no cedió a la exigencia de los asaltantes, éstos prendieron fuego al automotor.

La tragedia se registró en la Curva de Malta, paraje rural cercano a Sogamoso. Inicialmente un juez había ordenado la detención del universitario Luis Eduardo Izquierdo Cardona, de 23 años, uno de los pasajeros y que había sido señalado por los ahora detenidos como uno de los autores del asalto e incendio.

Según la investigación, Lizeth Sánchez Roa, José Santos Lizcano y un menor, detenidos en Sogamoso, habrían sido contratados por el dueño del autobús, Rogelio Silva, para quemarlo con el fin de cobrar el seguro.

Ocho de las víctimas perdieron la vida dentro del vehículo y otras dos fallecieron en el hospital de esa localidad, en el que también fueron recluidos doce heridos.

El estudiante Izquierdo Cardona, alumno de Sicopedagogía de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Tunja, es uno de los heridos del asalto y quema del vehículo.

El estudiante acusado, sin embargo, se había declarado inocente. Al ser detenido, la Fiscalía imputó a Izquierdo Cardona cargos por terrorismo, homicidio, tentativa de homicidio e incendio, los mismos por los que ahora serán afectados los nuevos detenidos.

Temas relacionados