Empresa de recaudo de Megabús, en crisis financiera

Recisa, empresa encargada del recaudo del Sistema de Transporte Masivo que cubre a los municipios de Pereira y Dosquebradas, entró en una fuerte crisis económica, según la empresa, por incumplimiento de Megabús y la Alcaldía de la capital de Risaralda.

La sociedad encargada del Recaudo y propietaria de la plataforma tecnológica, Recaudos Integrados S.A. (Recisa) anunció el martes un déficit por $6.600 millones. El gerente de la empresa indicó además que es probable que entregue la obligación del recaudo al municipio de Pereira, si ésta no se compromete a cumplir con los pactos hechos antes de tomar la concesión.

En primer lugar, las rutas de transporte público debían de ser modificadas de tal manera que no cubrieran los mismos recorridos que Megabús para garantizarle a éste último un cubrimiento del 47 por ciento de la demanda total de transporte de pasajeros en Pereira y Dosquebradas, lo que es obligación del Área Metropolitana. Adicionalmente Megabús tenía previsto un proceso de chatarrización (reducción de sobreoferta), de buses de servicio público que ya no deberían estar funcionando (en total unos 80 ó 90), cosa que tampoco se ha cumplido.

"El concesionario de recaudo está reclamando que las medidas conducentes para que el negocio sea viable se cumplan. Si se toman esas medidas y el negocio aun no es viable, nosotros aceptaremos el déficit como inversión de riesgo", indicó el director de Recaudos Integrados S.A., Juan Manuel Gómez.

Recisa atribuye el déficit también a otros percances a cargo de Megabús y el la Alcaldía de Pereira, tales como la terminación de la infraestructura de Megabús (por ejemplo el intercambiador de Cuba, que aun se encuentra en construcción), el mototaxismo, el "urbaneo" de los buses intermunicipales y la utilización de taxis como colectivos.

A junio de 2008, Recisa ha tenido que despedir a 35 personas como consecuencia del déficit económico.