Escándalo en Montería por 36 muertes de desmovilizados en el 2008

El alto Consejero Presidencial para la Reintegración, Frank Pearl, ha declarado la muerte de 38 desmovilizados como las cifras más alarmantes desde que el país inició el proceso de reinserción a la vida civil.

Las cifras despertaron el interés de las autoridades sobre todo porque en todo el 2007, resultaron muertos 18 ex miembros de las AUC.

Córdoba es el departamento del país donde se han dado más muertes violentas de desmovilizados: 45 de ellos murieron entre diciembre de 2007 y marzo de 2008 en Montería, Valencia o Tierralta.

Una de las principales razones atribuídas a las muertes, determinadas por un consejo de seguridad extraordinario, conformado por policías y militares locales y nacionales, es el déficit de empleo para los desmovilizados, llevándolos a vivir principalmente del narcotráfico.

Adicionalmente 8 desmovilizados fueron detenidos este año, cuatro de ellos por homicidio, afirmó el comandante de la policía de Córdoba, coronel Óscar Atehortúa Duque; “Hemos identificado unas acciones muy concretas en conjunto con la Fiscalía y la Defensoría para sacar este proceso adelante y proteger a las personas que responsablemente se acogieron a un proceso de paz y hoy deben ser protegidas por la sociedad”, aseguró el coronel.


Como estrategia para diezmar la muerte de desmovilizados, Frank Pear aseguró que piensa "bindar más seguridad, fortalecer las oficinas de atención a los reinsertados, necesitamos más judicialización, controlar el mototaxismo, controlar el pagadiario y otras acciones que tienen que ver con la integración de la comunidad en el proceso de reintegración".


A nivel nacionalunas 47.000 personas se han desmovilizado en los últimos cinco años, de ellos personas 870 han sido asesinadas y 3.000 que no han cumplido con las reglas impuestas por la ley de justicia y paz.

Temas relacionados