Estudiantes de la Unal caminarán 12 días para ser escuchados

A la cinco de la mañana del viernes, 20 estudiantes de la Universidad Nacional sede Medellín iniciarán una caminata de más 300 kilómetros, llevando consigo una propuesta de cambio del estatuto estudiantil para las directivas centrales.

Después de que el rector de la Universidad, Moises Wasserman, les dijera a través de una videoconferencia que no estaba dispuesto a negociar con ellos, decidieron llevar la propuesta hecha por estudiantes y profesores hasta la capital del país.

El próximo siete de julio estarían llegando a Bogotá los 20 caminantes, tras encontrarse con 30 miembros de la sede de Bogotá que esperan unírseles en Honda.

Johana Rivera, vocera de los estudiantes, afirma que la opción de hacerse escuchar por su rector a través de una caminata de unos 12 días, no es más que un último recurso después de haber tratado de hacerse escuchar a través de una comisión que viajó hasta Bogotá para negociar, a través de la videoconferencia y diferentes protestas en su sede, que incluyó una huelga de hambre.

"Buscamos la materialización de la democracia en la universidad pública, queremos que las decisiones que se tomen al interior de la institución sean compartidas por estudiantes, directivas y profesores", afirma Johana Rivera, participante de la marcha y vocera de los estudiantes.

Rivera lamenta que la caminata se haya retrasado hasta la época de vacaciones porque muchos estudiantes y profesores que pensaban unírseles, han tenido que viajar a sus ciudades de origen, disminuyendo así el número de representantes.