Invierno no da tregua en Antioquia

Varias quebradas se desbordaron en martes en la noche, como consecuencia de las lluvias en Antioquia. El saldo de la ola invernal es de una persona muerta, casi una decena herida, pérdida de enceres y algunas casas destruidas.

Las quebradas se desbordaron en el noroccidente de Medellín y el suroccidente de Bello. La persona que resultó muerta fue en este último municipio, con el desbordamiento de las quebradas La Picachita y La Esmeralda, que causó además daños en seis viviendas.

Un vocero del Cuerpo de Bomberos de Medellín, que participó en la atención de emergencia porque el barrio afectado -Paris- queda en el límite de ambos municipios, afirmó que la persona muerta es José Concepción Castaño, de 60 años de edad.
 
La emergencia en Medellín se registró en el noroccidente de la ciudad, particularmente en el barrio Aures, donde las quebradas Mal Paso y La Batea se desbordaron, la primera de ellas con antecedentes de emergencia también a principios de mayo. La corriente, que llevaba consigo rocas y lodo, llegó hasta un parqueadero donde arrasó con varias motocicletas y averió dos automóviles, averiando también 4 viviendas.

La emergencia en los municipios antioqueños ocurrió como consecuencia de "las altas precipitaciones" entre las 6 y las 8 de la noche, que sumaron un total de 41,7 milímetros de lluvia en la zona, informó Camilo Zapata, vocero del El Sistema Nacional e Información para la Prevención y Atención de Desastres en Medellín.

En total, en Medellín resultaron 50 viviendas afectadas, 13 de ellas tendrán que ser evacuadas de forma permanente.  Se desconoce el dato preciso de las personas afectadas porque sus enceres se mojaron o sus viviendas sufrieron daños.

Temas relacionados