Mantienen alerta roja en el Volcán Nevado del Huila

En horas de la tarde y si las condiciones climáticas lo permiten, la Fuerza Aérea realizará un sobrevuelo en el Nevado del Huila para establecer la magnitud de la erupción que se registró sobre la medianoche del lunes. Los organismos de emergencia le pidieron a los pobladores no regresar a sus casas.

De acuerdo con la Fuerza Aérea, la comisión que hará el sobrevuelo ya se desplazó a la zona y sólo espera que se den las condiciones para establecer en qué estado se encuentra el volcán.

Los organismos de emergencia de Huila y del Cauca pidieron a los campesinos e indígenas de las zonas evacuadas aledañas al volcán del Huila no regresar a sus casas hasta nueva orden, pese a que en algunas poblaciones la gente está regresando a sus hogares.

La directora de la Oficina de Atención y Prevención de Emergencias, Luz Amanda Pulido, advirtió en Caracol Radio que la alerta se mantiene porque la sismicidad en el volcán del Huila permanece latente, lo cual impide a Ingeominas bajar el nivel de alerta.

La funcionaria envió un mensaje para que los pobladores no regresen a sus viviendas hasta tanto no se reduzca la alerta. Sin embargo, explicó que la erupción de la noche del lunes no originó una avalancha y eso ha tranquilizado a los habitantes de las zonas aledañas.

"La gente al ver que ni los ríos Páez ni Símbola vieron incrementado su caudal, decidieron regresar a sus casas, pero están muy pendientes ante un nuevo llamado de evacuación de las autoridades", explicó Pulido.

El Instituto Colombiano de Geología y Minería declaró en la noche del lunes la alerta roja por la previsión de una erupción en el Volcán Nevado del Huila.

Según Ingeominas, es necesario que las personas que habitan en las zonas ribereñas al Volcán Nevado del Huila evacúen así no sientan alguna anomalía. Isabel Hernández, alta funcionaria de Atención y Prevención de Desastres, dijo a instancias de Caracol Radio que ya recibieron la información oficial de la alerta roja, que significa erupción inminente o en curso, razón por la cual es necesario desalojar la zona.

El llamado es particularmente para aquellas personas que viven cerca al río Páez y a algunas veredas y resguardos indígenas de los departamentos de Huila y Cauca. Carlos Iván Márquez, subdirector de socorro nacional, anunció la activación del plan de respuesta, que implica el traslado de la población a zonas seguras.

El Instituto Colombiano de Geología y Minería había informado que a las 4:50 pm del lunes se había registrado un sismo de magnitud 2.0 en la escala de Richter con epicentro a 2.5 km al Pico Central del volcán Nevado del Huila. De acuerdo con el Ingeominas, éste fue de carácter superficial y su capital más cercana al epicentro fue Cali, a 80 kilómetros.

Previamente, a través de un comunicado dirigido a las gobernaciones de los departamentos del Huila y del Cauca, los técnicos del Ingeominas advirtieron que hacia los 8:05 de la noche del domingo, el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Popayán detectó un incremento notorio en la actividad sísmica del volcán.

El momento de mayor intensidad en los eventos fue a las 11:35 de la noche, cuando se registró un sismo de magnitud 3.4 en la escala de Ritcher, con epicentro a tan solo dos kilómetros del Pico central del Nevado del Huila. El temblor fue superficial, pues se dio tan solo a 2.78 kilómetros.

Ingeominas informó que continúa atento a la evolución del fenómeno volcánico que desde hace varias semanas ha venido incrementando la posibilidad de erupción, aunque el 5 de abril último se había detectado una disminución en la actividad sísmica, lo que había obligado a bajar la alerta a Amarilla II.

Desde el momento en que se activó el volcán, se han registrado fracturamientos de roca y dinámica de fluidos dentro de los conductos volcánicos, lo que significa que ya corre lava en el interior del volcán.

En junio de 1994 el Huila despertó tras 500 años inactivo y causó una avalancha del río Páez que produjo la muerte de unos 1.100 indígenas paeces de aldeas ribereñas.

En años posteriores volvieron a registrarse algunas erupciones y desde entonces el Huila es observado permanentemente por Ingeominas.

El volcán Nevado del Huila ha hecho erupción en cuatro oportunidades en los últimos meses, su cima no presenta cráter visible y está coronada por un casquete glaciar de unos 13 kilómetros cuadrados.