Ratas se comen los cadáveres en hospital de Ibagué

Luego de que varias personas se quejaran de que los cuerpos sin vida de sus familiares eran entregados incompletos, el gerente del hospital Federico Lleras, Alfonso Ricaurte, reconoció que hay ratas que podrían ser las causantes de tal situación.

En días pasados, la familia de Úber Silva, quien falleció por una herida hecha con arma blanca, se percató de que el cadáver del mismo no tenía una de sus orejas. Similar hecho tuvo que vivir doña María Marín al recibir el cadáver de su esposo Julio Murillo, de 63 años, al ver el rostro de él desfigurado. El hombre había muerto por un derrame cerebral y no tendría por qué tener la cara en mal estado.

Hechos como los anteriores se estarían presentando debido a que cerca del hospital hay un canal de aguas negras, lugar que sirve a varias ratas que merodean la morgue, para habitar en el mismo.

Ricaurte aseguró que iniciará los trabajos correspondientes cuanto antes, de la mano con el municipio, para evitar que las ratas se vuelvan a colar en el cuarto frío de la morgue.

El gerente del hospital dijo además, que es la primera vez en dos años que lleva al frente del Federico Lleras, que sucede una situación como la mencionada y que hará el reporte necesario para que revisen el alcantarillado de la zona.

Temas relacionados