Suspendidas obras en la Calzada al Mar

La construcción de la calzada al mar entre Buga y Buenaventura se detuvo por amenazas de muerte contra funcionarios objeto de denuncias de corrupción.

Algunos habitantes de la comunidad de Zaragoza aseguran que el Consejo comunitario estaría vendiendo las tierras a Invías y guardando para sí el dinero resultante de la negociación. “Es una actitud irresponsable de algunas personas que además de amenazarnos de muerte nos colocan en la mira de los violentos”, dijo Lucila Martínez, representante del consejo del alto y medio río Dagua.

Por su parte y para calmar los ánimos, Invías, en cabeza de Jose Gabriel Gachancipá, realizó una reunión con la comunidad donde les aseguraron que los directivos del consejo comuntiario no están vendiendo las propiedades y para garantizarlo les recordó la ley 70 de 1993, que les prohíbe adquirir tierras de comunidades negras.

Martínez también dijo que si se les garantiza seguridad, las obras serán inmediatamente reanudadas, mientras que la Fuerza Naval del Pacífico prometió más seguridad en la zona.

Temas relacionados