Taxista no sabía que tenía hoja de cuchillo insertada en su cara

Un taxista de la ciudad colombiana de Cartagena lleva seis días con la hoja de un cuchillo enterrada en su cara después de una riña, de la que dice que sólo sintió un puñetazo y ahora admite tener miedo por la cirugía que debe enfrentar.

El taxista, Cristian Hernández, de 22 años, admitió que no sabía que la hoja del arma se incrustó encima del labio superior y detrás de la nariz.

Una placa de rayos X reveló que la hoja del cuchillo está incrustada en su cara y que ingresó por la nariz.

El médico neurocirujano Rubén Sabogal señaló a periodistas que el cuchillo mide unos quince centímetros y confirmó que el agredido no se percató que tenía un cuerpo extraño.

Otro médico, Miguel Brugés, del Hospital Universitario de Cartagena, señaló que Hernández está en estudio para posteriormente realizarle la cirugía.

El paciente no sangra pero tiene dificultades al comer y por ello su dieta es líquida. Será "una cirugía poco común. Hay que sacar el cuchillo por la misma vía por donde entró", indicó el médico Brugés.

Hernández señaló que sabe "aguantar los nervios", pero admitió que sintió "un poco de miedo" cuando vio la radiografía.

El taxista relató que fue agredido por un hombre apodado "El Terror Encapuchado", el pasado 7 de diciembre. "Sin decirme nada se acercó y me pegó en la cara. Yo me caí y lo perseguí, pero 'El Encapuchado" se me escapó", dijo el taxista.

Inicialmente en un puesto de salud le tomaron cuatro puntos de sutura al lado de nariz, y el médico que lo atendió, sin percatarse del extraño objeto, le ordenó una radiografía y que recibiera atención en una clínica especializada.

Sólo hasta el pasado miércoles, trasladado por sus familiares al Hospital Universitario del Caribe para los rayos X, Hernández supo que tenía la hoja de cuchillo insertada en la cara, desde el tabique nasal hasta la zona posterior de la mandíbula. Entre tanto, la policía busca a ‘El Terror Encapuchado' en la ciudad.

Temas relacionados

 

últimas noticias