Trabajadores del puerto de Buenaventura entrarían en paro

Los trabajadores a destajo del puerto de Buenaventura entrarán en un nuevo paro por las condiciones de trabajo a las que se ven sometidos, así como por los bajos salarios que en la mayoría de los casos no alcanzan el mínimo, según anunciaron ellos mismos.

Los trabajadores denuncian malos salarios, poca estabilidad laboral, explotación de la mano de obra y falta de prestaciones sociales.

"Exigimos que el Ministerio del Transporte nos cumpla todo lo prometido y que la resolución que reglamenta el nuevo régimen laboral se cumpla", afirmó Celso Castro, secretario del sindicato de trabajadores, en referencia a lo dicho por Andrés Uriel Gallego, cuando exigió que los salarios de trabajadores a destajo en el puerto no debían ser inferiores al mínimo.

Para renovar la concesión de la Sociedad Portuaria Regional de Buenaventura en mayo 30 de este año, se le exigió el salario mínimo para sus trabajadores. Domingo Chinea, gerente de la Sociedad Portuaria, afirmó que para agosto debería estar en funcionamiento una oficina del trabajador, que reciba los reclamos y las necesidades de los empleados del muelle.

La empresa concesionaria que no cumpla con lo estipulado, no podrá seguir trabajando en el puerto, declaró Manuel Campos, portavoz del Ministerio del Transporte. Además de exigencias de al menos un salario mínimo por trabajador, el gobierno pidió para renovar las concesiones, prestaciones legales y extralegales y seguridad social.

Los problemas de los trabajadores del puerto iniciaron desde hace 14 años, con la creación de la Sociedad Portuaria Regional de Buenaventura, que implicó el cierre de la empresa Puertos de Colombia, Colpuertos. La nueva empresa no paga prestaciones sociales y otorga salarios de acuerdo a las horas trabajadas o cargas llevadas.

Según las cargas que lleven, los cerca de 3000 trabajadores a destajo pueden ganar entre 100 mil y 150 mil pesos cada quincena.