Desde esta Semana Santa, muertes por exceso de velocidad darán cárcel

Corte Suprema de Justicia así lo determinó tras analizar un caso presentado en Tolima.

El conductor que por exceso de velocidad le quite la vida a otra persona se expone a pagar varios años de prisión y no unos días, como ocurre ahora, determinó la Corte Suprema de Justicia.

El supremo, al tumbar una resolución del Tribunal Superior de Ibagué, condenó a tres años de cárcel al conductor de un bus involucrado en un accidente que en 2004 dejó dos muertos en la vía El Espinal -Chicoral, en Tolima.

Los magistrados de la Sala Penal concluyeron que el chofer, al superar los 80 kilómetros de velocidad en carretera -el límite permitido-, redujo su capacidad de esquivar el carro en el que iban las víctimas.

Por eso, y debido a que incurrió en "lesiones a (...) bienes jurídicos como la vida, la integridad y la salud", la Corte lo encontró responsable penalmente y lo sentenció a purgar prisión.

La decisión generó de inmediato una controversia entre conductores y autoridades, sobre todo porque hasta ahora quien resultaba involucrado en un homicidio por accidente de tránsito solía ser procesado como si el hecho hubiera estado por fuera de su control.

"Es muy drástico. Mejor serían unas medidas en que uno se concientice más del peligro", dijo, por ejemplo, Hernando Ortiz, quien presta sus servicios como chofer de un bus en la Terminal de Transportes de Bogotá.

Pero el general Luis Alberto Moore, comandante de la Policía de Carreteras, celebró la determinación pues, considera, "el exceso de velocidad es un agravante" como lo pueden ser el que la gente "consuma alcohol u otra sustancia".

Temas relacionados