Sólo el 35% de los camioneros frenó labores

Más de 100 mil vehículos de carga no atendieron el llamado.

La huelga de miles de camiones de carga, en paro desde la medianoche, se mantenía en la jornada pese a que un buen número de conductores se apartaron de la protesta, lo que aleja los riesgos de un probable desabastecimiento de alimentos.

La Asociación Colombiana de Camioneros (ACC), que reúne a 150.000 asociados, entró en paro indefinido a la medianoche del martes en reclamo al gobierno del presidente Álvaro Uribe de reducciones en los precios de los combustibles y controlar la salida de vehículos de carga viejos del parque automotor del país, una forma de renovar la flota nacional, entre otras medidas.

El ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego dijo que al menos siete de los ocho gremios del sector se han alejado del cese de actividades. El Gobierno garantiza la libre movilidad a los camioneros que quieran trabajar, dijo el funcionario.

"No nos podemos dejar intimidar con paros cada seis meses", dijo el jefe de la cartera de Transporte. Pese a que no se puede hablar de normalidad, el paro no se cumple en su totalidad, dijo Gallego.

Tarsicio Mora, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), que engloba distintos gremios incluyendo la ACC, dijo que "aquí lo que hay es una acumulación de problemas, que va a terminar en un levantamiento social porque el gobierno no atiende ni tiene propuestas para atender la crisis social".

El líder gremial afirmó en entrevista telefónica que el paro de camiones avanzaba con éxito y sin que se presentaran incidentes.

"No podemos decir que todo es normal, pero hay que tener en cuenta que la única...que está en paro es la ACC y el resto de los gremios están trabajando normalmente", dijo en diálogo telefónico el general Luis Alberto Moore, comandante de la policía de carreteras.

Dijo que dispone de unos 30.000 agentes en las carreteras, en caso de presentarse bloqueos u otros incidentes, y que de ser necesario podría recurrir a más hombres de la policía nacional, con un total de 147.000 miembros.

En el país funcionan unas 2.200 empresas de carga que mueven anualmente unas 115 millones de toneladas de alimentos y mercancías, según datos de la Superintendencia de Puertos y Transporte.

En Bogotá, Hernando Ríos, vocero de Corabastos o la mayor central de abastos y distribución de alimentos en las distintas ciudades del país, dijo que el transporte de alimentos se mantiene, pero en camiones pequeños o que sólo pueden llevar una tonelada.

"Hay gran afluencia de carros de bajo tonelaje o vehículos pequeños que han reemplazado a los grandes camiones", dijo Ríos en entrevista telefónica.

Explicó que la central de abastos tiene reservas de alimentos de unas 20.000 toneladas que proveerían al país por lo menos durante 10 ó 15 días.

Eventuales problemas de desabastecimiento se presentarían en caso de una prolongación del paro.

En un día normal de actividades, la central recibe alrededor de 12.000 toneladas de alimentos. El martes recibió 13.500.

El gobierno de Uribe anunció el martes una reducción de 0,16 centavos de dólar en el precio del galón de combustible a partir del 1 de mayo.

Actualmente, el precio de la gasolina supera los 7.450 pesos el galóny el costo del diesel es de 6.200 pesos el galón. La ACC pide una rebaja de precio de 1.500 pesos por galón.

Temas relacionados