Por falta de agua potable, 100 familias protestan en Cartagena

Habitantes del barrio Altos de la Loma, sumido en la pobreza, abogan por solución.

La paciencia que por mas de 50 años mantuvieron los habitantes del barrio Altos de la Loma, ubicado en las faldas del cerro de La Popa en Cartagena parece que se agotó. Así lo anunciaron cerca de 100 familias afectadas por la falta de agua y el incumplimiento continuo de los gobernantes, quienes solo aparecen en el sector cuando se disponen a captar votos.

El barrio está ubicado a tan solo un kilómetro del cordón amurallado, de la Cartagena soñada por muchos turistas extranjeros y extrañada por centenares de visitantes nacionales.

El sector hace parte del nutrido grupo de barrios cartageneros sumidos en la pobreza extrema, carentes de servicios públicos, inseguros y sin oportunidades para sus habitantes. Viven la misma situación que el 70% de la otra Cartagena. La desconocida, según las estadísticas.

Hace varios meses, una luz de esperanza para el barrio brilló con la llegada de varias estudiantes de trabajo social de la Universidad de Cartagena, quienes se mostraron impactadas con la realidad que allí se percibe.

“Hicimos unas practicas en esta comunidad y encontramos varios problemas como la falta de agua, de acueducto, alcantarillado y recolección de basuras, que nos parecen graves”, denuncia la estudiante Yarelis del Rio.

Las jóvenes, afectadas por esa realidad social, decidieron acudir a la justicia para exigir un cambio a una vida digna en ese sector de la ciudad. “Yo realicé un curso en la Personería de Cartagena, donde nos enseñaban a realizar acciones populares, redactar tutelas entre otras cosas jurídicas”, reconoce la estudiante.

Se asesoraron de la oficina jurídica de la Personería de Cartagena e instauraron una tutela para exigirle a la alcaldesa de la “Heroica” que el agua llegara al barrio por ser un recurso vital. “Hay un fallo judicial del juzgado Octavo Civil Municipal que dio fecha cierta, término perentorio, para que esta gente tenga agua y hasta ahora el Distrito no ha cumplido y ni siquiera a iniciado lo trabajos”, aclara el abogado de la Personería Joaquín Torres.

El abogado agregó “Hace 15 día que los trabajos debían haber iniciado y en cinco días haber terminado, aun no hay nada. Lo que es claro es que van a estar incumpliendo de manera clara el fallo”.

En Altos de la Loma, hace cerca de 20 años se construyó un acueducto provisional, aprovechando la inclinación del mismo, se adecuaron dos albercas para permitir que el preciado líquido se desplazara de arriba abajo irrigando cada casa. Hace varios años el sistema colapsó.

Según las autoridades el barrio está ubicado en zona de alto riesgo de deslizamiento, por tal motivo la empresa Aguas de Cartagena se ha mantenido al margen de realizar cualquier obra para traer el líquido. “Cada vez que esta gente anuncia que van a hacer una marcha realizan dispositivos donde supuestamente están interesados en cumplir, pero apenas pasa la marcha se vuelven a incumplir las actividades”, dice el abogado Torres.

Con las amenazas de protestas, tanto funcionarios públicos como carros de bomberos pasan por el sector para suministrar temporalmente agua, pero las soluciones de fondo se desvanecen. Cansados de la situación los ciudadanos decidieron lanzarse a las calles para protestar por lo que aseguran es una clara violación de sus derechos y acudieron masivamente a los bajos de la Alcaldía de Cartagena.

Después de conversar con asesores del Distrito, se acordó que la empresa Aguas de Cartagena, encargada de suministrar y tratar el agua en esta ciudad, adecuará nuevamente los estanques que hay en el barrio para reanudar el suministro del líquido como se hacía antiguamente.

“La tutela le exige a la Alcaldía y a Aguas de Cartagena suministrar en carrotanques el agua a la comunidad y eso lo estamos haciendo”, puntualiza José Vicente Mestre, Asesor de la Oficina de Servicios Públicos de Cartagena.

Temas relacionados