Dramática búsqueda de bebé en Ibagué

La madre salió con su niña de 11 meses de edad y una semana después apareció muerta a orillas del río Chipalo. La bebé desapareció.

El pasado 4 de agosto, Angie Tatiana Cuervo, una joven de 17 años salió de su vivienda en el municipio de Venadillo (Norte del Tolima), y en compañía de Daniela, su niña de 11 meses, se dirigió a Ibagué, donde al parecer iba a cumplirle una cita a un familiar, pero nunca llegó.

Al pasar los días y las horas, sus parientes emprendieron una búsqueda angustiosa. Finalmente, el lunes, el cuerpo de Tatiana fue hallado por las autoridades a orillas del río Chipalo, en Ibagué, en alto estado de descomposición, lo que hasta el momento ha impedido establecer las verdaderas causas de la muerte de Angie Tatiana.

Aunque el dolor embargó a los familiares de esta joven, la tristeza y la angustia aumentaron cuando se conoció que Daniela, la bebé, no se encontraba junto a su madre. No había rastro. “Al lado de ella, únicamente había un saquito que llevaba puesto la niña ese día”, dijo Julio Cuervo, papá de la víctima.

Desde ese día, la búsqueda de la bebé se ha convertido en la tarea incansable de autoridades del departamento del Tolima y de la familia de Daniela. La Fiscalía, el CTI, la Policía del Tolima, a través la Sijin, y todos los organismos de socorro del departamento unieron esfuerzos y buscan por cielo y tierra a la niña.

Hasta el momento, la investigación se encuentra en completa reserva, pero los familiares de Daniela manejan su propia hipótesis: “Ella es una niña muy hermosa, que no pasa desapercibida en ninguna parte y por eso estamos seguros de que a Tatiana la mataron para robarle a la bebé y venderla o venderle sus órganos”, manifiesta Jairo Valencia, pariente de la menor.

“Yo miro a todos los niños, y reviso en donde oigo llorar un niño. Creo que me voy a enloquecer”, dice Jairo Valencia, quien señala que emprenderán una búsqueda por el río para mirar si la encuentran.

La Policía del departamento, en cabeza del coronel Javier Herrera, ofreció una recompensa que va desde 100 mil pesos hasta cinco millones de pesos para quien ayude con información que lleve al paradero de Daniela. Su padre comenzó la tarea de repartir fotografías por la ciudad para que se conozca a la niña.

“Se trata de una niña de 11 meses, rubia, de ojos claros, de 73 centímetros de estatura, 21 kilos de peso, con dos dientes arriba y dos abajo, quien tiene en sus orejas aretes de delfines. Apenas comenzaba a caminar y a balbucear algunas palabras” señala su abuelo.

Cualquier información: 3102448481 – 3212003663 y 2637556