Comunidad Awá vela a sus muertos en la vía Panamericana

Exigen que el Gobierno les de una explicación sobre la masacre ocurrida la semana pasada.

Centenares de indígenas awá aguardan este sábado a una comisión del Gobierno en la localidad de Ricaurte, departamento de Nariño, antes de sepultar a doce de los miembros de esa etnia asesinados el miércoles pasado.

Este sábado un sacerdote celebró las honras fúnebres de las víctimas de la matanza perpetrada por desconocidos, pero los indígenas se oponen a su traslado al cementerio, así como a desbloquear la carretera entre Ricaurte con el puerto de Tumaco, sobre el océano Pacífico.

Los awás, pese a la llegada a la localidad del gobernador de Nariño, Antonio Navarro Wolff, esperan a una comisión del Gobierno central para exponer su grave situación.

Un grupo de desconocidos, uniformados y con pasamontañas, ingresó al resguardo awá Gran Rosario, entre los municipios de Barbacoas y Tumaco, unos 700 kilómetros al suroeste de Bogotá, y asesinó a doce de los indígenas, entre ellos a cuatro niños.

Algunas autoridades locales, como el alcalde Abel Quiñones, han pedido a los indígenas reconsiderar su postura y clamó, por razones de salubridad pública, que los cuerpos de las víctimas sean sepultados cuanto antes, pues son velados en una calle.

El viernes el jefe de asuntos indígenas de los awá, Eder Burgos, había señalado a Efe que no se enterrarían los muertos a la espera de la comisión gubernamental para que se les "diga la verdad".

Según Burgos, lo que la comunidad le pide al Gobierno es un diálogo directo en el que ellos puedan expresar sus preocupaciones y que les "digan la verdad" sobre la matanza de sus "hermanos".

El gobernador Navarro Wolff, que llegó este sábado a Ricaurte, ofreció su condolencias a las familias de los asesinados y anunció que había declarado este sábado como "día de duelo" por la matanza.

Reveló que dialogó con el presidente colombiano, Álvaro Uribe, a quien le pidió que se reúna con la comunidad awá, como lo solicitan los mismos indígenas.

Asimismo, anunció que el ministro del Interior y de Justicia, Fabio Valencia, le informó que visitaría este sábado la localidad para acompañar a los indígenas y escuchar sus reclamos.

El ministro es aguardado junto a funcionarios de la Fiscalía y la Procuraduría General así como por delegados de la Defensoría del Pueblo.

Temas relacionados