Cinco desaparecidos en parte alta del Cañón del Páez

<p>Las autoridades locales se encuentran buscando cinco personas reportadas como desaparecidas en el Cañón del río Páez, después de la avalancha ocurrida en la noche del jueves por la erupción del Nevado del Huila. La zona se mantiene en alerta roja y no se han reportado víctimas fatales.</p>

La erupción registrada la noche del jueves por el volcán Nevado del Huila causó avalanchas del río Páez y otros afluentes que destruyeron varios puentes en las carreteras del departamento del Huila.   

La Dirección de Prevención y Atención de Desastres informó, por su parte, que la infraestructura de puentes de la zona del municipio de Belalcázar colapsó (3 puentes), y que por lo pronto, "el sistema de radio comunicación instalado en la zona por el Sistema Nacional de Prevención y Atención de Desastres y el Proyecto DIPECHO de la Cruz Roja hasta el momento ha permitido tener comunicación permanente con el casco urbano de Belalcázar, Inzá, y algunas comunidades indígenas en el Cauca y los municipios de Nataga, Paicol, Tesalia y la Plata en el departamento del Huila".

La avalancha arrasó con los puentes de Ricaurte, Cohetando, Guadualejo, Nataga, Paicol, Itaibe; algunos de esos puentes son vehiculares y otros peatonales.

La misma entidad indicó que una evaluación preliminar que la avalancha presentada en la noche del jueves, podría ser superior a la registrada en junio de 1994.

El Instituto Colombiano de Geología y Minería (Ingeominas) indicó en su último comunicado que se confirmó la generación de un flujo de lodo que se encauzó por el río Paez, afectando la infraestructura vial de la región, de acuerdo con reportes recibidos de los pobladores de la zona de influencia.

Las avalanchas se registraron en los departamentos del Huila y Cauca, donde una erupción similar causó una tragedia en 1994 en la que murieron más de 1.000 personas y hubo graves destrozos y pérdidas económicas.

Los aludes y deslizamientos de tierra, lodo y piedras afectaron en las últimas horas zonas ribereñas de las poblaciones de Belalcázar (Cauca) y Tesalia, Paicol y Nátaga (Huila), indicaron distintos funcionarios gubernamentales.

No obstante, la subdirectora de Ingeominas, Marta Calvache, declaró que en las últimas horas ha disminuido de forma importante la actividad del volcán, aunque todavía hay sismos pequeños.

Según el "reporte extraordinario de actividad volcán Nevado del Huila, 20 de noviembre de 2008, 9:50 p.m" presentado por Ingeominas, el nivel de actividad del volcán cambió a nivel rojo (I), lo que quiere decir erupción inmimente o en curso, razón por la cual hay que abandonar la zona. De acuerdo con el informe, a las 9:45 p.m. hora local se presentó un evento eruptivo en el volcán Nevado del Huila.

Y es que la población más grande en cercanías del volcán nevado del Huila tiene 13 mil habitantes. A Belalcázar lo agobia la posibilidad de una erupción o una nueva avalancha. Sólo un par de kilómetros antes del casco urbano se unen los ríos Páez y Símbola que nacen respectivamente del occidente y oriente del corazón del volcán y son grandes afluentes. Su unión genera una fuerza que -según los estimativos del Ingeominas- puede llegar con una fuerza superior a los 82 kilómetros por hora y una altura de 42 metros.  

En junio de 1994 el Volcán despertó tras 500 años inactivo y causó una avalancha del río Páez que produjo la muerte de unos 1.100 indígenas paeces de aldeas ribereñas. En años posteriores volvieron a registrarse algunas erupciones y desde entonces el Huila es observado permanentemente por Ingeominas.

Se espera entonces la cooperación de los habitantes, recordando que en abril pasado, cuando se presentó actividad del Volcán, muchas personas se negaron a salir de su hogar.

Temas relacionados