Asesinan al líder indígena Aquileo Mechece en Chocó

La Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic) asegura que desde noviembre habían solicitado protección para Mecheche.

Aquileo Mecheche. Cortesía.

Aquileo Mecheche, líder indígena embera y defensor de derechos humanos, fue asesinado durante la noche de este viernes en el municipio de Riosucio en el departamento de Chocó. El crimen fue denunciado por la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic).

Lee también: “Colombia debe hacer más por los DD. HH.”: director de la UE para las Américas

De acuerdo con la Onic Mecheche ya había recibido amenazas, y desde noviembre de 2018 habían solicitado protección a la Unidad Nacional de Protección.

 
 

 

Además de su labor de líder social, Mecheche era el rector de un colegio en la vereda  El Jagual, del municipio de Riosucio.

Frente al crimen, la Unidad Nacional de Protección indicó que "apenas tuvo conocimiento de las amenazas en contra de los hermanos Julio y Aquilo Mechece, la UNP inició el trámite de urgencia, que terminó en la concertación con ellos para que abandonaran Riosucio y se instalaran el otro lugar del país donde sus vidas no corrieran peligro. A finales de marzo se conformó una comisión, de la que hizo parte la Defensoría del Pueblo, para sacar de la zona de Riosucio a los hermanos Mecheche. La Unidad, incluso, se ofreció para evacuarlos de la zona en helicóptero. Sin embargo, se argumentó por parte de la Organización Nacional Indígena de Colombia que el operativo de extracción ponía en riesgo a la comunidad".

La entidad agregó que "el 3 de abril, el señor Aquileo Mecheche reclamó el subsidio de reubicación a través del Banco de Colombia. Por la forma lamentable en que evolucionaron los acontecimientos, se deduce que Aquileo continuó en Riosucio. Su hermano, en cambio, atendió la medida de la reubicación y se encuentra bien".

El homicidio del líder indígena se registra en una zona que desde hace meses está en medio de confrontaciones armadas. La crisis humanitaria es inmensa. Hay confinamiento de varias comunidades como La Esperanza, Pueblo Nuevo y la comunidad indígena de Alto Guayabal, sobre el río Jiguamiandó, en el municipio de Carmen del Darién. Por esa razón, hay un alto índice de epidemias, en especial de paludismo, que han causado la muerte de tres niños emberas en los últimos dos meses en Alto Guayabal. Eso sin contar que a este resguardo ambiental han llegado ya 131 personas desplazadas por las confrontaciones armadas y que no hay suficiente comida ni medicamentos.

Según han expresado las autoridadesla razón de estas confrontaciones armadas en el departamento de Chocó, en especial en los municipios de Riosucio, Carmen del Darién y Acandí, es que es un área de interés criminal: hay cultivos de coca, es un corredor de salida del narcotráfico de grupos armados organizados como el Clan del Golfo (conocidos también como las AGC) y rentas ilícitas donde hay minería y yacimientos ilegales en los afluentes del río. Información de las autoridades señala que la confrontación se da entre el ELN y el Clan del Golfo por dominar el corredor del narcotráfico que va por Carmen del Darién y Curvaradó y también el de Vigía del Fuerte (Antioquia) y Bellavista (Chocó).