Asesinan a líder campesino desplazado por proyecto de Hidroituango

El hombre recibió cuatro disparos y fue degollado en una de las playas de Ituango (Antioquia)

Con preocupación han recibido la noticia del asesinato del líder campesino Nelson Giraldo Posada, las 350 personas que pertenecen a la organización Ríos Vivos, que ha denunciado una persecución en su contra por oponerse al proyecto Hidroituango de la Empresas Públicas de Medellín (EPM). Giraldo Posada se había tomado, junto a este grupo de personas, el coliseo de la Universidad de Antioquia desde el 20 de marzo de este año, porque según ellos, habían sido víctimas del desplazamiento forzado a causa de la construcción de la hidroeléctrica.

Las alarmas del movimiento se prendieron el pasado 17 de septiembre después de que apareciera en la playa Sardinas de Ituango (Antioquia) el cuerpo sin vida del líder campesino. “A Nelson Giraldo le dispararon en cuatro oportunidades y lo degollaron. Dejó una familia con dos hijos que aún se refugia en el coliseo en la U. de Antioquia”, precisó la abogada Liliana Uribe de la Corporación Jurídica Libertad, que defiende los intereses de la organización Ríos Vivos.

Lo más preocupante del caso, dice Uribe, es que el pasado 9 de septiembre el Tribunal Superior de Medellín había emitido un fallo en el que se le ordenaba a la Gobernación de Antioquia, la Procuraduría, el Ministerio de Defensa y la Unidad de Protección, responder las solicitudes de medidas de protección de colectiva que había realizado el movimiento.

“Desde septiembre del año pasado se habían enviado derechos de petición a la Unidad de Protección para que se aplicaran medidas de protección colectiva a las comunidades que viven en los municipios afectados por el proyecto Hidroituango porque estaban siendo perseguidas. Eran víctimas homicidios, desplazamientos y torturas, pero nunca recibimos una respuesta de la gobernación o las entidades del Estado. Por eso interpusimos una acción de tutela ante el Tribunal Superior de Medellín el pasado 26 de agosto”, señaló Uribe.

La abogada agregó que el crimen tiene muy asustados a los otros miembros de la comunidad que le han solicitado a la Defensoría del Pueblo que reanuden los diálogos de mediación para gestionar un retorno con garantías, ya que se suspendieron producto del paro nacional agrario.

“El mensaje que se envía con el asesinato de Giraldo Posada es muy violento. No sabemos quién haya sido porque la comunidad salió desplazada después de recibir múltiples amenazas, especialmente de paramilitares que operan en la zona. Por eso es necesario que la Gobernación de Antioquia y el Estado brinden las garantías para un pronto retorno”, puntualizó la abogada de Ríos Vivos.
 

447410

2013-09-19T11:48:29-05:00

article

2013-09-19T11:49:34-05:00

ee-admin

none

Nacional

Asesinan a líder campesino desplazado por proyecto de Hidroituango

67

2777

2844

Temas relacionados

 

últimas noticias

Carta a Galán