Niña de diez años fue asesinada a puñaladas en Santa Marta

Gaira, el viejo poblado a un lado del balneario El Rodadero, amanece conmocionada con la noticia del homicidio de una menor.

Foto Gustavo Torrijos/ El Espectador

“Estamos horrorizados, pero vamos a dar con el culpable. Pueden estar seguros”, dijo el coronel Gustavo Berdugo, comandante de la Policia Metropolitana,  a los padres de la niña asesinada y a la comunidad del barrio Zarabanda. La menor fue hallada en horas de la madrugada del domingo con varias puñaladas en su cuerpo. El agresor ingresó por una ventana de la humilde vivienda, donde dormía la niña junto a su hermanito de 6 años y a quien el agresor no tocó. 

Los padres, quienes no estaban en la casa en el momento del asesinato, se dieron cuenta del dantesco suceso cuando regresaron a la vivienda. Con la esperanza de que su vida se salvara, la trasladaron al puesto de salud de la localidad, pero la niña ya estaba muerta. Violencia contra los niños, un drama que se repite

Recompensa

Desde la Secretaria Seguridad y Convivencia del Distrito a cargo de Priscila Zúñiga, se anunció una recompensa de 30 millones a quien suministre información que conduzca al esclarecimiento de este crimen. “Sabemos que todos los habitantes de este sector están con nosotros y vamos a encontrar al responsable de la muerte de esta pequeña, que sin duda pone de luto a toda Gaira y a Santa Marta. Son 30 millones que pagaremos por información efectiva”.

El coronel Gustavo Berdugo agregó que se desconoce aún si la menor pudo ser violentada sexualmente y ese informe lo entregará Medicina Legal, a donde fue trasladado el cuerpo. “Somos solidarios con sus padres y con esta comunidad que se encuentra asombrada con este macabro hecho, pero estamos dispuestos a dar todo como institución para hallar al responsable. Así como entró por la ventana y salió, también deberá entrar a la cárcel y por mucho tiempo, puede estar seguro”, dijo el uniformado. 

El sepelio de Cristian Sossa Porras 

Mientras tanto, en el municipio de Fundació, a una hora y media de Santa Marta, el comandante del cuerpo de bomberos, capitán Pablo Villa Calvano, informó que el niño de 4 años que había desaparecido el pasado viernes fue hallado sin vida a orillas del río Fundación, en cercanías al municipio de El Retén. El pueblo se había unido en una exhaustiva búsqueda del niño.

Al parecer, Cristian Sossa, quien vivía en el Barrio Chimila de Fundación, cuyas casas tienen como traspatio al río, perdió el equilibrio y cayó a las aguas. Cuando los padres se percataron de su ausencia, se inició una búsqueda incesante entre bomberos, defensa civil, policía y comunidad. Al final, el cuerpo fue hallado a orillas del afluente. El niño será sepultado hoy en medio del pesar de todo un pueblo.