Asesinato de cuatro menores en Florencia no quedará impune: Santos

"Son de esos crímenes que nos arrugan el corazón, no solamente a los caqueteños sino a todos los colombianos", sostuvo el primer mandatario.

Agencia EFE

El presidente Juan Manuel Santos aseguró este viernes que la matanza de cuatro hermanos menores de edad en el sureño departamento del Caquetá es un crimen que arruga el corazón y ordenó a las autoridades que eviten que quede impune.

Los menores, con edades comprendidas entre los 4 y los 17 años, fueron asesinados a tiros por desconocidos el miércoles cuando estaban solos en una humilde vivienda en la zona rural El Cóndor, a 45 minutos de Florencia, capital del Caquetá, según el dictamen emitido por el Instituto de Medicina Legal.

Un quinto menor de la misma familia escapó herido de la casa donde fue perpetrada la matanza y junto con un vecino dio aviso a las autoridades, según informó la Defensoría del Pueblo.

Santos agregó que dio "instrucciones precisas" al director de Investigación Criminal e Interpol (Dijin) de la Policía, general Jorge Enrique Rodríguez Peralta, para esclarecer los hechos, y a la directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Cristina Plazas, para acompañar a la familia.

"Son de esos crímenes que nos arrugan el corazón, no solamente a los caqueteños sino a todos los colombianos", dijo el mandatario, quien agregó que el general Rodríguez Peralta recibió la orden de viajar al Caquetá "y no va a regresar sino hasta que se resuelva este crimen".

El presidente, que está de visita en Cúcuta, ciudad fronteriza con Venezuela agregó que la directora del ICBF, entidad encargada de velar por la infancia y la adolescencia, también recibió la orden de viajar al Caquetá para dar apoyo a los familiares de las víctimas.

Santos tomó estas medidas porque, según dijo, "realmente este tipo de crímenes no los podemos aceptar, ningún crimen, pero sobre todo este que no tiene ningún tipo de explicación y es lo peor que puede suceder en una sociedad".

El director de la Policía, general Rodolfo Palomino, aseguró que las autoridades están tras la búsqueda de los autores de la matanza que, según las informaciones recibidas, fue cometido por dos sujetos que llegaron a la vivienda en una motocicleta y tras constatar que los padres de los menores no estaban, los asesinaron a tiros.

El general Palomino confirmó que la Policía ofreció una recompensa de hasta de 50 millones de pesos por información sobre los asesinos que, según Medicina Legal, dispararon a los cuatro hermanos en la cabeza.

El procurador general de Colombia, Alejandro Ordóñez, también condenó el múltiple asesinato del que dijo que demuestra "la enfermedad de nuestra sociedad que se ha deteriorado a tal punto que sacrifica a los más inocentes dentro de los inocentes".

El jefe del Ministerio Público agregó en una rueda de prensa que este asesinato "es una muestra de crueldad" que "produce asco y mucha preocupación".