Asesinatos contra personas LGBT preocupan en Caucasia, Antioquia

Las autoridades del municipio se reunieron esta semana para evaluar la situación. Dos mujeres trans fueron asesinadas el año pasado y otras dos resultaron lesionadas.

Archivo - El Espectador

Defensores de derechos humanos de la población LGBT están preocupados por la violencia en Caucasia, Antioquia, que ha cobrado vidas de miembros de la comunidad, en especial de mujeres trans. Debido a esto, autoridades (como la Policía, Fiscalía y Defensoría del Pueblo), miembros de la sociedad civil y representantes de universidades se reunieron el pasado miércoles para evaluar la situación. (Lea aquí: Asesinan a Carlos Augusto Paneso, líder gay en Tumaco)

La organización Caribe Afirmativo informó que entre enero y noviembre del año pasado se registraron dos casos de asesinato y otros dos de ataques donde resultaron heridas personas LGBT. “Todos estos ataques han ocurrido en un muy corto lapso, y las autoridades acusan los conflictos al marco del microtráfico y las bandas criminales, tratándose en su mayoría de un ajuste de cuentas; previamente a estos hechos han circulados panfletos de amenazas y se han presentados varios atentados contra la comunidad en general”, afirmó la corporación. (Lea aquí: CIDH alerta sobre los crímenes contra comunidad LGBT)

Durante la reunión extraordinaria de esta semana se instaló una mesa intersectorial de trabajo para tomar decisiones que mejoren la seguridad para esta población. La Fiscalía, según Caribe Afirmativo, aseguró que los homicidios están siendo investigados, pero que ninguno cuenta con vocería de víctimas dado que no se ha tenido contacto con los familiares de éstas.

Angelina Miranda, mujer trans, falleció el 15 de noviembre de 2017. De acuerdo con la versión de las autoridades, “los móviles presuntamente estarían vinculados al microtráfico y las rentas ilegales, tratándose de un “ajuste de cuentas”, excluyendo la posibilidad algún crimen de odio”. Del homicidio de “Verona”, otra mujer trans, las autoridades también creen que se encuentra presuntamente asociado al microtráfico y al accionar de bandas criminales.

Mientras tanto, las personas que sobrevivieron a ataques contra su vida se desplazaron a ciudades vecinas por motivos de seguridad.

“A pesar de la poca información suministrada al interior de la reunión, las autoridades advirtieron tímidamente que el contexto que se sufre en Caucasia está circunscrito a una guerra territorial entre el “Clan del Golfo” y la “Oficina de Envigado”, protagonistas de los atentados ocurridos el 28 de diciembre y otros”, agregó Caribe Afirmativo.  

Al final del encuentro se concertaron algunas medidas de prevención y seguridad persona para las personas LGBT de Caucasia. Entre ellas, se iniciará una Escuela de Seguridad, ofertada por la Policía Nacional en favor de las personas LGBTI del municipio y se vinculará a la sociedad civil a la jornada de planeación del Comité de Derechos Humanos de Caucasia para retomar estrategias para la seguridad. Por su parte, la Defensoría del Pueblo estudiará la posibilidad de designar un delegado o delegada que asuma la vocería de víctima de los procesos que cuente con interés de los y las familiares de las víctimas.