La importancia de los archivos para construir la verdad del conflicto armado

hace 2 horas

Así les fue a gobernadores y alcaldes en su primer año de gobierno

A pocos días de que los mandatarios locales de las principales ciudades y departamentos del país cumplan su primer año de gestión, la encuesta de la firma Gallup Poll reveló cómo ven las personas su desempeño.

/ Foto: Archivo

Los 12 meses en el cargo les han pasado factura a varios de los mandatarios de las principales ciudades colombianas, pero en el caso de otros, la percepción de su gestión se ha mantenido estable e, incluso, ha mejorado. En este primer año, alcaldes y gobernadores han cargado con la responsabilidad de preparar a sus respectivas regiones para el posconflicto, lo que se suma a los retos que supone cada urbe. (Vea aquí la ficha técnica).

En ese sentido, el alcalde mejor calificado, y que mayor aceptación tuvo durante 2016, es el alcalde barranquillero Alejandro Char, quien empezó el 2016 con 86% de aprobación y lo terminó con 88%. En el otro extremo se encuentra Enrique Peñalosa, alcalde de Bogotá, que es el único de los mandatarios locales que inició con una desaprobación más alta que la aprobación. Peñalosa cerró el año con el 67% de los bogotanos desaprobando su gestión y solo el 29%, aprobándola.

Otro alcalde que ha gozado de una constante aprobación de su gestión es Federico Gutiérrez, de Medellín, cuyo punto más “bajo” fue en febrero con el 78% y terminó el 2016 con el 86%. Lo sigue Maurice Armitage, alcalde de Cali, con una aprobación del 65%, a pesar de que este indicador hubiera caído en abril a un 47%. El siguiente es el alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, cuya aprobación ha caído constantemente desde junio, cuando alcanzó el 81%, hasta llegar al 54%.

La encuesta Gallup también preguntó a las personas sobre el desempeño de los gobernadores de Antioquia, Valle del Cauca, Atlántico y Santander. De los cuatro, Luis Pérez, el antioqueño, es el que tiene mayor aprobación con un 74% y 17% de desaprobación, lo siguen Eduardo Verano de la Rosa (Atlántico) con una aprobación del 65% y una desaprobación del 34%; Didier Tavera (Santander) con 60% de aprobación y 28% de desaprobación, y Dilian Francisca Toro (Valle del Cauca), cuya gestión ha sido aprobada en un 49% y desaprobada en un 42%.

La aprobación y desaprobación de los alcaldes es, en la mayoría de los casos, consecuente con la percepción que tienen las personas de cómo van sus ciudades. Por ejemplo, en Bogotá la creencia de que las cosas están empeorando es del 62%, mientras que solo el 30% cree que están mejorando. Las ciudades donde más gente cree que las cosas van mejor, aunque lejos de la percepción de sus alcaldes, son Barranquilla y Medellín, con el 67% y el 63%. Mientras tanto, los caleños no concuerdan sobre si su ciudad mejora o empeora, porque ambos indicadores se ubican en el 47%.

Después de un año de gobierno, ya las encuestas empiezan a evidenciar cómo serán los tres siguientes años de mandato, pues, con contadas excepciones, durante todo el 2016 la percepción de las personas de sus ciudades, de los alcaldes y de los gobernadores se mantuvo constante.