Así quieren las EPS salvar el sistema de salud

La asociación de empresas prestadoras de salud (Acemi) presentó sus propuestas para sacar al colapsado sistema de la crisis.

Dentro de la crisis que atraviesa la salud en Colombia, las EPS han llevado una de las peores partes. La Asociación de Clínicas y Hospitales propuso que se les restaran funciones de recaudo de dinero para que sus labores se concentren en la atención. Los pacientes se suman con las quejas por la calidad de la prestación de servicios y hasta varios economistas expertos piden su eliminación como intermediarias.

Más allá de enfrascarse en la pelea de quién es el real culpable de la crisis, la Asociación Colombiana de Empresa de Medicina Integral (Acemi), que agremia a las EPS del régimen contributivo, decidió plantearle al Gobierno una propuesta estructura para superar la situación que vive hoy el sector y recuperar su credibilidad. La iniciativa, que concentra 28 puntos, está basada en la modificación del modelo de atención que por años se ha venido aplicando. Para Acemi el paciente debe convertirse ahora en el centro del sistema.

Para esto propone implementar en Colombia un modelo de medicina familiar –el cual aplican países como Canadá e Inglaterra–, que consiste en que un solo médico tenga en sus manos la atención exclusiva de un grupo de pacientes (entre 2.000 y 2.500), lo que convierte la relación entre el usuario y el profesional en un vínculo más “cercano, directo y efectivo”.

Otra propuesta que destaca el presidente de la asociación, Jaime Arias, es la eliminación del No Pos (medicamentos, servicios y procedimientos por fuera del Plan Obligatorio de Salud –POS–). “El No Pos fue un invento fatal y ha generado problemas de corrupción incalculables”, aseguró Arias y explicó que su propuesta consiste en tener un solo POS “más amplio, si se quiere, y lo que no cabe lo debe cubrir directamente el Estado”. Precisamente en complemento a esta iniciativa, se plantea la creación de un fondo público para cubrir las enfermedades costosas y huérfanas.

Los temas financieros también tienen cabida en la propuesta que Acemi le hizo llegar a la ministra de Salud, Beatriz Londoño. Acemi le pide al Gobierno que se dé el “pago inmediato” de los $2,5 billones que el Fosyga le debe a las EPS, empresas que al mismo tiempo tienen largas cuentas por pagarles a las clínicas y hospitales. Un círculo vicioso que, según Acemi, sólo va a terminar cuando el mismo Gobierno (representado por el Fosyga) salde sus deudas.

“No podemos seguir en una confrontación sin soluciones”, concluyó Jaime Arias.
 

Temas relacionados