Atacan alcaldía, Fiscalía y casa del mandatario de Tibú

Tras los desmanes presentados, en el municipio de Norte de Santander se declaró el toque de queda y ley seca.

Los hechos dejaron cuatro policías heridos, cinco capturados, entre ellos tres menores de edad, además de cuantiosos daños en la sede de la alcaldía Municipal, la Fiscalía y la residencia del alcalde de esa localidad, Gustavo León.

El gobernador de Norte de Santander, Edgar Díaz, rechazó las acciones vandálicas.