Atacan en Cesar a patrulla de la Policía que atendía un doble homicidio

El hecho se registró en la vía que de Cesar conduce al departamento de Norte de Santander. Los uniformados habían sido alertados previamente del crimen de dos personas en el mismo tramo vial.

Archivo particular

En momentos en los que se dirigía a atender el caso de un doble homicidio, una patrulla de la Policía del departamento de Cesar fue atacada por desconocidos cuando se desplazaba por la carretera que une a esta región con Norte de Santander.

Según las autoridades, previo al ataque los uniformados fueron alertados del crimen de dos personas –identificadas como Yair Rivera Álvarez y Geinner Mandón Coronel, naturales del municipio de Pelaya (Cesar)– quienes fueron acribilladas por hombres armados cuando transitaban en una moto por el mismo tramo vial.

Fueron otros conductores que se movilizaban por este corredor quienes encontraron los cuerpos sin vida y dieron aviso a la Policía del municipio de Río de Oro, que se desplazó hasta el lugar. Sin embargo, la patrulla fue atacada con explosivos, generando heridas al intendente Tony Bustos Vega y a los patrulleros Carlos Andrés Salazar Herrera y Sergio Antonio Acosta Martínez.

El coronel Geovanny Campos, comandante de la Policía Sur del Cesar, llegó hasta el lugar de los hechos para verificar el estado de los uniformados y dar inicio a las investigaciones no solo del ataque contra la patrulla, sino también del doble homicidio. Precisamente, se trata de establecer si la muerte de los civiles fue un señuelo para emboscar a los policías, quienes se recuperan en un hospital de Ocaña, en Norte de Santander.

Se conoció que una de las personas asesinadas, Geinner Mandón Coronel, era cuñado del secretario de Gobierno del municipio de Pelaya, mientras que se pudo establecer que Yair Rivera Álvarez era comerciante de restaurantes de comida china.

El coronel Campos manifestó que se vienen adelantando, de forma conjunta con el Ejército, acciones de control en el tramo vial con el fin de garantizar la seguridad a los usuarios de la carretera, teniendo en cuenta que en la zona hace presencia el grupo armado organizado ‘Los Pelusos’.