Atentado contra oleoducto Caño Limón Coveñas provoca emergencia ambiental

El hecho ocasionó la suspensión del servicio de agua potable en el municipio de Arauca, debido a una mancha de crudo que cayó sobre un afluente de la zona.

Archivo El Espectador

Un atentado contra el oleoducto Caño Limón Coveñas registrado este domingo en límites de los departamentos de Arauca y Norte de Santander ocasionó un derrame de crudo que amenaza con dejar sin agua potable a varios municipios de la región.

El hecho se registró en la vereda Troya del corregimiento Samoré, en el municipio de Toledo (Norte de Santander), donde desconocidos activaron una carga explosiva en uno de los tramos de la infraestructura petrolera.

El atentado ocasionó la suspensión del servicio de agua potable en Arauca (capital del departamento del mismo nombre) debido a una mancha de crudo que cayó sobre un afluente de la zona que desemboca en el río Arauca.

Personal de Ecopetrol en coordinación con las autoridades locales instalaron una malla de protección alrededor de la bocatoma para garantizar que el agua potable no sea contaminada por residuos de petróleo.

La comunidad expresó su preocupación por el atentado, teniendo en cuenta que podrían presentarse racionamientos de agua en la región: "en los últimos días ha llovido fuertemente en la zona y nos angustia que se presente un racionamiento de agua, tal como sucedió el año anterior por el derrame de crudo al río, lo que obligó a la empresa de acueducto a cerrar las compuertas” aseguró a RCN Radio Pedro Salazar, líder de la comunidad de Samoré.

Aunque las autoridades tratan de identificar a los responsables del hecho, no se descarta que el atentado haya sido fraguado por guerrilleros del ELN, quienes operan en la zona y extorsionan a las empresas petroleras del departamento.

últimas noticias

Disidencias de las FARC: ¿Qué está pasando?

Eln niega tener vínculos con el narcotráfico