Atentado a oleoducto afecta a Guamalito, Norte de Santander

Un nuevo atentado contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas agudiza la crisis de al menos 2.000 habitantes de la zona rural del municipio de El Carmen, afectados desde hace varios meses por falta de agua potable.

Archivo particular

Los habitantes de Guamalito, un corregimiento del municipio de El Carmen, en la zona del Catatumbo (Norte de Santander), aún no se recuperan del atentado perpetrado por el Eln el pasado 27 de abril, que dejó sin el servicio de agua potable a unos 2.000 habitantes.

El derrame de crudo afectó el lecho de la quebrada Cimitarra, una de las que surte el acueducto de esa localidad, lo que obligó a suspender el servicio sin que hasta el momento se haya superado completamente la emergencia. Por esta razón, los habitantes reciben el líquido a través de carro tanques dos veces al día.

En medio de esta situación, sobre las 4:00 de la tarde de este lunes, se reportó en la estación de Ecopetrol en Orú una baja de presión sobre el kilómetro petrolero 453 + 000. Era la consecuencia de un nuevo atentando contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas. 

Así lo reportaron unidades del Batallón Especial, Energético y Vial No. 10, que adelantan operaciones en la zona quienes confirmaron una explosión en el área general de la vereda El Cajón.

Los hechos, atribuidos a la Compañía ‘Francisco Bossio’ del Eln, generaron un derrame de crudo que alcanzó fuentes hídricas de la región como las quebradas ‘La Virgen’ y ‘El Carmen’ que también abastecen de agua al acueducto del corregimiento de Guamalito, agudizando aún más la situación de escasez de agua potable.