Cadena American Broasted Chicken no va más

La Superintendencia de Sociedades ordenó la liquidación de la empresa porque incumplió las responsabilidades que había contraído en medio de un proceso de reorganización empresarial.

Foto: El Heraldo

La Superintendencia de Sociedades decretó la liquidación judicial de la Cadena de restaurantes American Broasted Chicken, es decir, a partir de este momento la firma ya es una sociedad disuelta.

La decisión se debe a que la empresa incumplió lo pactado con la Supersociedades en medio de un proceso de reorganización empresarial. Desde el pasado 7 de septiembre, el ente de control convocó a una audiencia para que la firma respondiera por el pago de las obligaciones vencidas. La fecha fijada para el encuentro fue el 19 de noviembre.

Ese día se suspendió la audiencia para el 16 de febrero de este año, con el fin de que American Broasted Chicken, con domicilio en Barranquilla, se pusiera al día con las obligaciones. Este último plazo tampoco fue cumplido, por lo que se dio por terminada el acuerdo de reorganización de la empresa y se decretó la apertura de la liquidación judicial.

La sociedad deberá presentar su rendición de cuentas y, según la Superintendencia, solo conservará su capacidad jurídica para desarrollar los actos necesarios tendientes a la inmediata liquidación del patrimonio.

Se decretó, además, el embargo y secuestro de todos los bienes, haberes y derechos de propiedad susceptibles de ser embargados.

Temas relacionados