Maratón musical del Pacífico contra el coronavirus

hace 2 horas
¿Qué están haciendo las ciudades para luchar contra la pandemia?

COVID-19 en Barranquilla: no les crea a las cadenas de WhatsApp

En medio de la gran cantidad de información falsa que hay en las redes sociales sobre el tema, apareció una que alertó a Barranquilla y hablaba de supuesto ocultamiento de contagios. El secretario de Salud, Humberto Mendoza, desmiente esas versiones y pide acudir a fuentes confiables para informase. A nadie le conviene ocultar casos, recuerda.

El alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, y el secretario de Salud de la ciudad, Humberto Mendoza. / Cortesía

Desde que comenzaron a confirmarse los primeros casos de personas contagiadas con coronavirus en Barranquilla, empezaron también a circular versiones en redes sociales sobre dudas y posibles inconsistencias en las cifras de pacientes. Rumores que aumentaron el pasado 14 de marzo, cuando se supo que en el Country Club, reconocido lugar de eventos de la capital de Atlántico, se llevó a cabo una fiesta a la que, según las denuncias, habían asistido más de 500 personas en plena época de aislamiento preventivo y en momentos en que en el país se tomaban medidas estrictas para evitar la aglomeración de personas.

El Espectador le hizo seguimiento a la historia para tratar de establecer hasta qué punto es cierto que se violaron protocolos, verificar si las autoridades locales tienen o no conocimiento de lo que ocurrió y qué medidas adoptaron.

El senador barranquillero Armando Benedetti había dicho en una entrevista que ese fin de semana hubo varios festejos en la ciudad y que familiares de dos pacientes con coronavirus habían asistido “a una de las tres grandes fiestas que hubo en Barranquilla”.

¿Qué dicen los encargados del lugar en el que habrían tenido lugar las fiestas? ¿Qué hizo la Secretaría de Salud?

El Country Club de Barranquilla y el secretario de Salud, Humberto Mendoza, confirmaron que sí se había realizado la fiesta, que correspondía a una boda, pero que no había superado los 500 invitados, que no hubo extranjeros y que ese día se hicieron las respectivas inspecciones junto con Migración Colombia y la Policía Metropolitana de Barranquilla.

“El evento fue programado por el socio oferente el 26 de noviembre de 2019, inicialmente para 500 personas, pero luego de las medidas adoptadas por el club se solicitó al socio reducir el tamaño del evento a 440 personas”, señalaron en un comunicado las directivas del Country Club.

Humberto Mendoza, secretario de Salud de Barranquilla, habló con El Espectador sobre lo que pasó con la fiesta del Country Club, desmintió las versiones de quienes hablan sobre supuesto ocultamiento de casos positivos de coronavirus en la ciudad y llamó la atención sobre el daño que se puede causar difundiendo información falsa que termine asustando a la ciudadanía.

Este es el panorama de la pandemia en la capital de Atlántico, según el funcionario encargado de la salud de la ciudad.

Dirigentes políticos y sociales de Barranquilla han dicho que el 14 de marzo, cuando el Gobierno Nacional ya había pedido cancelar encuentros con más de 500 personas, en el Country Club hubo una fiesta que no cumplió esa disposición. Incluso con invitados extranjeros. ¿Qué tan cierto es eso y qué hizo su despacho al respecto?

Todas las autoridades distritales han sido claras en que se hicieron las acciones pertinentes ese fin de semana. No solo con el evento del Country, sino con otros eventos, con hoteles y con iglesias, establecimientos que se verificaron para identificar el cumplimiento de la medida restrictiva que prohibía, en ese momento, aglomeraciones con más de 500 personas.

¿Había extranjeros en el Country Club?

El evento cumplió los requisitos, no se identificaron extranjeros y ninguna de las personas que pudieron tener exposición frente al COVID-19 salió positiva. Hasta el momento todos los pacientes que tuvieron exposición en la fiesta tienen resultados negativos.

¿A cuántos extranjeros se les hizo prueba?

No había extranjeros. En Barranquilla se han hecho 1.252 seguimientos, solo 409 han clasificado para hacerse las pruebas del COVID-19.

Usted está pendiente específicamente de la salud, pero ¿qué hace la Alcaldía para combatir las informaciones falsas que circulan en redes sobre el tema?

Me parece inadecuado e inconveniente generar información falsa. En las páginas del Ministerio de Salud y de la Secretaría de Salud de Barranquilla está la información oficial al respecto. Se desmienten las versiones de las noticias falsas que preocupan y generan alerta, especialmente en los niños y adultos mayores. Mi mensaje es que tengan claro que a ningún estamento público ni privado en Barranquilla, ni en Colombia, le interesa manejar mal la información. La identificación y confirmación de casos es clave para activar la atención del caso y para identificación de las líneas de tiempo y las de contacto. Con eso no se juega.

Aprovechemos para aclarar otro tema: el del paciente que murió en una clínica de la ciudad, al parecer por COVID-19.

Es un paciente masculino cartagenero que vino el jueves 23 de marzo, por medio de una referencia solicitada de una IPS en Cartagena hacia una IPS de alta complejidad en Barranquilla: la Clínica Centro. Fue recibido, atendido y se notificó la procedencia. La persona evolucionó rápidamente, pero falleció en la institución. La dirección de salud, a través de su grupo de vigilancia epidemiológica, tomó muestra para COVID-19 y la envió al Instituto Nacional de Salud, que dirá si da positivo o negativo para coronavirus.

¿Cuántas pruebas se han realizado en la ciudad para descartar el virus?

Hemos hecho unos 1.252 seguimientos, de los cuales 409 personas requirieron toma de muestras. Los demás no tenían absolutamente ninguna exposición al coronavirus. De esas pruebas siete han sido positivas. La comunidad sabe que corresponden a seis casos del exterior y uno de Barranquilla. Los casos importados se registraron de pacientes provenientes de Estados Unidos y España. Cuando hablamos de 1.252 seguimientos nos referimos a todas las alertas que recibimos a través de redes sociales, rumores y vigilancia activa.

La Contraloría General urgió a las Secretarías de Salud para que agilicen la recogida, embalaje y envío de pruebas diagnósticas del COVID-19. ¿Cómo se encuentra Barranquilla en este proceso?

No hay ninguna limitación ni barrera en el acceso para las muestras del virus en la ciudad.

¿Qué medidas están implementando para evitar la propagación del coronavirus en Barranquilla?

Lo que estamos haciendo en materia de detección es activar los planes de emergencia hospitalaria, que son una medida preventiva para que los prestadores de servicio de salud tomen todas las medidas para tener la capacidad instalada de insumos, medicamentos y talento humano. También trabajamos en reforzar la vigilancia epidemiológica, que consiste en la búsqueda comunitaria e institucional de personas de Barranquilla que hayan estado expuestas al virus en el exterior o con los casos que hay en la ciudad. Los esfuerzos se dirigen a que la población cumpla con el aislamiento ordenado y no minimice la situación en la que estamos.

¿Cómo están trabajando para evitar el incumplimiento de los protocolos, como el caso de las dos personas que salieron de sus casas antes de los 14 días?

La importancia para la comunidad es saber que se ha hecho línea de contacto y línea de tiempo, y que todos se encuentran cumpliendo el protocolo. La recomendación frente al incumplimientos de las medidas de la Alcaldía es trasladar los casos a controles policivos, en cabeza de la Secretaría de Gobierno.

¿Cuáles serían las recomendaciones para que la población tome precauciones ante esta pandemia?

Me parece que la estrategia que ha implementado el Instituto Nacional de Salud para enfrentar el coronavirus es la correcta. Existe una alta incertidumbre en un evento que es nuevo para el mundo, pues el virus apenas comenzó hace menos de tres meses. Sin embargo, se ha confirmado que el aislamiento es una medida que disminuye la propagación del COVID-19 en la población, el lavado frecuente de manos y utilizar tapaboca solo cuando haya tos. Es clave que la población vea esto como una responsabilidad individual que tiene impactos colectivos de contención de la propagación del virus en Colombia.

911373

2020-03-26T21:00:00-05:00

article

2020-03-26T21:00:01-05:00

[email protected]

none

Martín Elías Pacheco - @martineliasp

Atlántico

COVID-19 en Barranquilla: no les crea a las cadenas de WhatsApp

64

8386

8450