"Si vamos a decidir sobre la vida y la muerte, vamos a hacerlo juntos": Claudia López

hace 9 horas

Ejército pide perdón por dos casos de falsos positivos en Baranoa, Atlántico

Las víctimas Roberto Henry Taguer Bolívar (22 años) y Cristian Camilo Santiago Redondo (19 años) fueron asesinadas el 27 de abril de 2005 en el corregimiento de San José de Oriente, municipio de La Paz, Cesar.

En el acto de perdón,el teniente coronel Leguizamón afirmó que el Ejército trabaja "arduamente para que este tipo de situaciones no se vuelvan a presentar".Archivo El Espectador

Casi 17 años después de las ejecuciones extrajudiciales de los jóvenes Roberto Henry Taguer Bolívar, de 22 años, y Cristian Camilo Santiago Redondo, de 19, el Ejército Nacional, en cabeza del teniente coronel Henry Orlando Leguizamón, comandante del Batallón de Artillería No. 2 La Popa, realizó este viernes un acto de perdón público sobre lo sucedido. Dicho evento tuvo lugar en la Plaza Central de Baranoa, a la cual asisitieron decenas de personas. 

Si bien Taguer y Santiago procedían de Baranoa, Atlántico, el episodio de falsos positivos en el que fueron asesinados tuvo lugar en la finca La Vega (vía Bocatoma), corregimiento de San José de Oriente, municipio de La Paz, Cesar. 

"La muerte de los jóvenes no ocurrió con ocasión de un combate entre tropas orgánicas de esta unidad militar y miembros del Frente 41 de la Farc, sino por el contrario fue consecuencia de un homicidio en persona protegida por el Derecho Internacional Humanitario, perpetrado por el actuar individual y excesivo de algunos efectivos militares", afirmó Leguizamón.

Además, el teniente coronel le extendió sus condolencias a las familias de las víctimas, haciendo la promesa de que el Ejército trabajará arduamente para que este tipo de hechos no vuelvan a ocurrir.   

También le puede interesar: Chuzadas: detalles de lo que buscaba el Ejército al adquirir el software Hombre Invisible

Sobre la radiografía de los hechos, que es uno de los casos de falsos positivos más emblemáticos del Alto Magdalena, el fiscal instructor asignado a comienzo de las investigaciones llegó a las conclusiones de que los dos jóvenes fueron contactados, junto con su amigo Deivis de Jesús Pacheco Hernández (también asesinado en el mismo caso, pero por quien se espera próximamente un acto de perdón similar al vivido hoy) para trabajar en recolección de café en el departamento del Cesar. 

Días después, el 27 de abril de 2005, el Batallón La Popa reportó el asesinato de tres hombres desconocidos, "pertenecientes a la guerrilla de las Farc". 

El diario El Heraldo recopiló los testimonios de las madres de Pacheco y Taguer, Isabel Bolívar y Mery Hernández, respectivamente. "A nuestros hijos los engañaron con la promesa de darles trabajo, pero al día siguiente que se los llevaron, los mataron y los hicieron pasar como guerrilleros", sostuvieron. 

Estas versiones fueron tenidas en cuenta junto con el de vecinos y amigos que recalcaban vehementemente que estas personas no pertenecían a grupos subversivos. 

Con las investigaciones culminadas, hacia noviembre de 2005 fueron condenados a 40 años de prisión por estos delitos los militares Carlos Andrés Vergara Mejía (teniente en ese entonces) y los soldados Hiliar Martínez Guester y Darwin López Orozco. Estos dos últimos en calidad de coautores. 

Sobre el proceso judicial, en agosto de 2014 fue ratificada la condena de Vergara Mejía. 

902453

2020-01-31T16:16:02-05:00

article

2020-01-31T16:39:36-05:00

cpardo_262368

none

* Redacción Nacional

Atlántico

Ejército pide perdón por dos casos de falsos positivos en Baranoa, Atlántico

79

3312

3391