Encienden alarmas en Barranquilla por casos de desmembramiento de personas

La Defensoría regional del Pueblo señaló que en los últimos cinco años se han presentado 17 casos de descuartizamiento en la capital del Atlántico.

Preocupación en Barranquilla por casos de desmembramientoArchivo - El Espectador

Luego de que el pasado fin de semana se conociera el caso de un hombre que fue hallado desmembrado en el barrio la Bendición de Dios, en Barranquilla, el alcalde de la capital del Atlántico anunció medidas para combatir a los grupos criminales que operan en la ciudad.

El hombre desmembrado fue identificado como Reinaldo José Krautz, de 37 años, quien ejercía como prestamista. Según las autoridades, su asesinato habría sido ordenado por Digno Palomino, perteneciente a la banda ‘Los Costeños’, pues al parecer Krautz había suministrado información que vinculaba al criminal con el asesinato de dos comerciantes el pasado 20 de junio y con el manejo de la droga en ese sector de Barranquilla.

Le puede interesar: Dos menores murieron por desnutrición en Barranquilla

El caso produjo la indignación de los habitantes de la ciudad y este miércoles, el alcalde Alejandro Char anunció las medidas tomadas al respecto. “En Comité de Orden Público Extraordinario se definieron medidas especiales de seguridad en diferentes sectores de la ciudad, para contrarrestar los repudiables actos criminales ocurridos el fin de semana” señaló el mandatario.

Char se refiere a la recompensa de 50 millones que se ofreció tanto por Digno Palomino como por Jorge Díaz, alias ‘Castor’, ambos pertenecientes a la banda ‘Los Costeños’ y vinculados al caso del desmembramiento de Krautz.

Además, de acuerdo con el alcalde, se creó un puesto de mando unificado para coordinar las acciones que permitan actuar de manera eficaz.

 

 

 

En relación con el hecho presentado el fin de semana, la Defensoría del Pueblo regional del Atlántico señaló en la mañana de este miércoles, que desde el año 2013 se han reportado de manera oficial 17 casos de desmembramientos en Barranquilla y su área metropolitana incluyendo dos menores de 13 y 17 años.

Se teme que esta cifra puede en realidad ser mucho mayor dado que no se estén denunciando los hechos, “porque las personas cercanas a las víctimas no se atreven a denunciar por temor a represalias, porque los que vienen cometiendo estos actos los amenazan si reportan a las autoridades” señaló Albenis Fuentes, Defensor del Pueblo regional del Atlántico.