¿Qué hay detrás de la orden de arresto y la multa contra director de El Heraldo?

La defensa de Marco Schwartz dice que no hay garantías porque el juez del caso es subordinado de los demandantes: dos magistrados del Tribunal Superior de Barranquilla.

Marco Schwartz Rodacki, director de El Heraldo. / Archivo - El Espectador

Una orden de desacato emitida el pasado 19 de abril por un juez de la capital del Atlántico en contra del director del periódico El Heraldo, Marco Schwartz Rodacki, ha encendido el debate sobre los límites de la justicia y el ejercicio periodístico. La decisión, que ordena el arresto del periodista por tres días y una multa de tres salarios mínimos ($2.068.365), está a la espera de ser revisada por el Tribunal Superior de Barranquilla.

La disputa inició hace casi un año cuando el diario publicó un artículo en el que informó que la Fiscalía investigaría a varios funcionarios, entre ellos a dos magistrados del Distrito, luego de que la alcaldía de la ciudad denunciara prevaricato en medio del trámite de unas acciones judiciales relacionadas con el desembolso de unos recursos públicos a un grupo de pensionados.

Tiempo después, los togados mencionados en dicha noticia, Julio Ojito Palma y Jorge Eliécer Cabrera Jiménez, le enviaron una carta al periódico pidiendo una aclaración: que el fallo de tutela solo denegó una solicitud de amparo y no ordenó el pago de una multimillonaria suma. El diario hizo la precisión, pero los juristas decidieron interponer una tutela en contra del periódico. El fallo salió a favor de los peticionarios, por lo que El Heraldo publicó un segundo artículo aclaratorio.

Sin embargo, un juez penal del Circuito de Barranquilla consideró que el director de El Heraldo, Marco Schwartz Rodacki, desacató el fallo de tutela y ordenó el arresto de tres días y una multa de tres salarios mínimos legales mensuales vigentes hace dos meses.

“La principal contradicción es que los accionantes contra El Heraldo son magistrados de la Sala Penal del Tribunal de Barranquilla y el juez penal que decidió la tutela es un subordinado de los magistrados que presentaron la tutela. Eso genera una situación inapropiada en términos de las garantías de la independencia y la autonomía de la administración de la justicia”, aseguró a El Espectador Guillermo Puyana, abogado de Schwartz.

Según la defensa, “El Heraldo hizo ya varias aclaraciones de manera autónoma por voluntad propia para darle precisión a unas cosas que los magistrados anotaron y nunca se ha desmentido o se ha dicho que sea falso la información original, según la cual la Fiscalía abrió una investigación. Llevar a un diario a publicar aclaraciones múltiples veces y de forma muy extensa a partir de las acciones de tutela o de las órdenes de desacato que ya ni siquiera tiene que ver con la información original, me parece que es un exceso de las facultades del juez en relación con la tutela. Ya el hecho está superado, decidir el arresto de Schwartz es un exceso”, agrega Puyana.

“El Heraldo preservó el equilibrio informativo en relación con una noticia, cuyo contenido original nunca se ha desmentido, nunca se ha dicho que es falso. La sala que conocería la orden de desacato es la Sala Penal del Tribunal de Barranquilla, integrada por Ojito (quien se acaba de jubilar) y Cabrera. Es una situación que no da tranquilidad con las garantías de independencia. Pedimos que el tribunal actúe de manera independiente y basado el Constitución”, concluye el abogado. 

“Esta decisión del juez nos preocupa, la noticia desde nuestro punto de vista no merecía rectificación. Sin embargo, hicimos múltiples aclaraciones recogiendo los puntos de los magistrados. Este es un problema que afecta mis derechos personales, pero lo que más me preocupa es que afecta la libertad de información en un país tan necesitado de un entorno en que esta libertad se ejerza de la manera más tranquila posible”, aseguró Schwartz.