Líderes sociales en Barranquilla se unen para denunciar intimidaciones

Las Autodefensas Gaitanistas de Colombia repartieron un panfleto en Barranquilla donde amenazan a organizaciones y líderes sociales. Estos han pedido la protección de las autoridades y que garanticen sus derechos.

/ Foto: Archivo

Un grupo de líderes instauró una denuncia penal, después de que se divulgara un panfleto firmado por las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, en el que se amenazaba a organizaciones defensoras de derechos humanos en Barranquilla. Además, este lunes se realizó una reunión entre las organizaciones y las autoridades de la capital del Atlántico para discutir sobre estas intimidaciones. (Lea aquí: No cesa el fuego contra líderes sociales).

En la reunión estuvieron presentes miembros del Comité de Solidadridad con los Presos Políticos, la Asociación de Familias Unidas por un Solo Dolor (AFUSODO), Caribe Afirmativo, entre otros. También hicieron presencia representantes de la Fiscalía, la ONU, la Defensoría del Pueblo, la Unidad Nacional de Protección, la Alcaldía de Barranquilla y la Gobernación del Atlántico.

“Queremos manifestar que ya nuestras unidades están patrullando la zona para garantizar la seguridad y tranquilidad de todos los ciudadanos de bien. Por lo tanto requerimos de su colaboración para que exterminar los jíbaros y pandillas de una vez por todas. También anunciamos que no daremos tregua a ningún hp comunista para que se suba al poder” (sic), dice el panfleto que prendió las alertas de las organizaciones sociales y que tiene fecha del 26 de noviembre, pero que habría sido entregado el pasado sábado.

Los panfletos fueron repartidos en el barrio La Ciudadela y en los alrededores de la Universidad del Atlántico. En la denuncia interpuesta ante la Fiscalía, los demandantes, muchos de ellos representados por Caribe Afirmativo, piden las autoridades que “investiguen los hechos que aquí están siendo puestos en conocimiento, teniendo en cuenta que las conductas descritas constituyen la comisión del delito de amenazas”. También se pide que haya medidas de protección para los demandantes, todos ellos mencionados en el panfleto.

A las peticiones hechas en la denuncia se suman los compromisos que adquirieron las autoridades con los amenazados.

La Alcaldía, la Gobernación y la Defensoría del Pueblo se comprometieron a respaldar “la labor de los defensores de DDHH y exigir resultados en las investigaciones”. La ONU, por su parte, acordó “convocar una Mesa Territorial de Garantías con presencia del ministro del Interior y autoridades de alto nivel”.

La divulgación del panfleto se dio en medio de un contexto de preocupación por la seguridad de los líderes sociales. Durante el fin de semana del 25 y el 27 de noviembre se presentaron cinco atentados contra estos dirigentes en distintas partes del país; dos de ellos murieron.