Se presentaron más de 40 grupos y unos 300 artistas en cuatro escenarios

hace 13 horas

Manifestantes y Fuerza Pública cumplieron el acuerdo de las marchas en Barranquilla

Los organizadores de las marchas honraron su palabra de tener un comportamiento adecuado y pacífico, mientras que la Fuerza Pública hizo lo propio al no militarizar la ciudad y ejercer un control a distancia y sin armas.

Alrededor de 14 mil personas salieron a las calles de la ciudad para protestar en contra del Gobierno de Iván Duque. Cortesía: Jairo Cassiani, Zona Cero.

Las movilizaciones del paro nacional en Barranquilla transcurrieron en paz y tolerancia. Un total de 14 mil personas marcharon desde diversos puntos de encuentro con arengas, pancartas y grupo de millos durante el mediodía, bajo el inclemente sol de la ciudad hasta el Paseo Bolívar, en el centro de la ciudad. 

Días previos al paro, delegados estudiantiles y de las centrales obreras se reunieron con el fin de lograr un acuerdo con las autoridades para que durante la jornada de movilizaciones no se alterara el orden público, ni se cometieran actos vandálicos durante el paro nacional en Barranquilla. 

Entre los compromisos, por ejemplo, estaba que los policías que estarían vigilando las marchas no portarían sus armas y solo utilizarían sus radioteléfonos, tal como sucedió, y que el Esmad solo entraría en caso de ser necesario. Mientras que los manifestantes deberían asegurar un comportamiento adecuado, sin desmanes. 

“Han honrado su palabra y compromiso los líderes y promotores de estas marchas, así como también las autoridades han cumplido con el compromiso de brindar un plan de acompañamiento que promueva la seguridad y protección”, dijo el secretario del Interior del Atlántico, Jorge Ávila Pareja.

Le puede intersar: Lo que pasó en las ciudades durante el paro nacional del 21 de noviembre

Aunque encapuchados intentaron vandalizar algunos establecimientos comerciales, los mismos marchantes los contuvieron y, como fue el caso de un restaurante al norte de la ciudad, limpiaron las ventanas luego de ser rayadas por vándalos.

“Actuar de esta manera nos madura como sociedad y nos hace crecer. Estas marchas tienen unos objetivos claramente de protesta social, una muestra del descontento de miles de personas que debe llevar al Gobierno nacional, a la clase política y a todos los gobernantes en general a escuchar las voces de una ciudadanía que quiere cambios y transformaciones de fondo, unos mensajes que debemos interpretar”, dijo el gobernador del Atlántico, Eduardo Verano. 

Durante la tarde, Transmetro Barranquilla reactivó progresivamente las rutas alimentadoras y las estaciones en la ciudad. En la noche el cacerolazo también se sintió en Barranquilla. Al norte, desde sus ventanas, los habitantes de conjuntos residenciales hicieron sonar sus ollas, sartenes e utensilios de cocina en apoyo a las manifestaciones pacíficas y rechazo a los actos de violencia registrados durante las marchas del jueves 21 de noviembre. 

892359

2019-11-22T11:55:03-05:00

article

2019-11-22T11:55:03-05:00

epardo_262337

none

* Redacción Nacional

Atlántico

Manifestantes y Fuerza Pública cumplieron el acuerdo de las marchas en Barranquilla

84

2950

3034