María José, la niña de seis años a la que mataron por una deuda de $120.000

Según versiones de la Policía, el responsable es un adolescente al que le habrían pagado $500.000 por el crimen. La apuñaló y la ahogó, señalan las mismas fuentes, por una deuda que la familia de la menor tenía con el supuesto autor intelectual de los hechos.

La casa del presunto homicida fue incendiada por personas del sector que rechazaron el crimen. Mauricio Alvarado - El Espectador

Las autoridades siguen descubriendo nuevas pistas sobre el asesinato de María José Ortega Ballestas, la pequeña de seis años que desapareció de su casa el pasado sábado 18 de mayo y luego apareció muerta.

La menor fue vista con vida por última vez cuando jugaba con su tía (de 10 años) en su vivienda situada en la carrera 9J No. 98-10, en el barrio Evaristo Sourdis, en Barranquilla. Un día después fue encontrado su cuerpo.

Un hombre que caminaba por el arroyo León, en cercanías de la urbanización Caribe Verde, al suroccidente de la capital de Atlántico, alertó a las autoridades sobre el cuerpo que estaba tapado con unas ramas y bolsas de basura negra.

Los familiares aseguraron en medios regionales que un adolescente de 16 años identificado como “Randy” fue el responsable de la desaparición de la niña y del posterior asesinato.

Ese mismo día, las autoridades capturaron a “Randy” quien confesó haber asesinado a la menor porque, al parecer, un tío de él le habría pagado $500.000 para cometer el hecho. El joven dijo que el tío ordenó el crímen porque presuntamente la familia de María José le debía $120.000.

Después del testimonio, las autoridades de Barranquilla capturaron en la noche del domingo a Jimmy José Chapman Peñaloza, de 45 años, tío de “Randy”, como el presunto autor intelectual del homicidio.

Este lunes, las autoridades revelaron a los medios de comunicación nuevos detalles sobre el asesinato de la pequeña María José. El coronel Gelver Yecid Peña, comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, informó que la víctima tenía una cortada en el cuello.

Lea: Investigan asesinato de una niña en Santander de Quilichao, Cauca

“Randy” aseguró que se llevó a la niña de su casa y luego le propinó una puñalada en el cuello. Pero la consternación fue mayor cuando el joven dijo, según las mismas versiones policiales, que - al ver que la menor no se moría- la metió en un canasto de ropa, se subió a un taxi (según él, el conductor del vehículo no se percató de lo ocurrido) y la ahogó en el arroyó para acabar con su vida. Las autoridades investigan si el conductor del taxi estaría relacionado con el crimen.

La casa donde vive el presunto asesino fue incinerada por habitantes de la zona. Bomberos llegaron luego a la vivienda para contener el fuego.

El alcalde de Barranquilla, Alejandro Char, lamentó lo sucedido. “La vida es sagrada y en especial la de nuestros niños, ellos son el futuro de la sociedad. Rechazo enérgicamente el vil asesinato de la pequeña María José Ortega Ballestas de tan solo 6 añitos. Nada justifica esta atrocidad que enluta a sus familiares y nos entristece a todos”, escribió en su cuenta de Twitter.

Asimismo solicitó a las autoridades investigar el crimen para “para identificar y castigar ejemplarmente a los responsables a la mayor brevedad”.